EFELas Palmas de Gran Canaria

El naturalista británico David Bramwell, considerado como una de las autoridades mundiales sobre la flora de Canarias y el resto de la Macaronesia, ha fallecido a los 79 años, según ha informado el Cabildo de Gran Canaria.

Nacido en Liverpool en 1942, Bramwell dirigió el Jardín Botánico Viera y Clavijo durante 38 años (1974-2012), donde continúo la obra de su fundador, el botánico sueco Eric Ragnor Sventenius.

El legado del trabajo del científico británico en Gran Canaria fue el mayor jardín botánico de España, así como destacadas investigaciones que contribuyeron a difundir internacionalmente las peculiaridades de las plantas que solo pueden encontrarse en los archipiélagos de Canarias, Azores, Madeira y Cabo Verde.

"Hasta hace unos días nos manifestaba su preocupación por el proceso del cambio climático y su impacto sobre las Islas Canarias, por lo que no hay mejor reconocimiento a su figura que continuar la labor iniciada por nuestro compañero y amigo", señala en un comunicado el presidente del Cabildo, Antonio Morales.

David Bramwell estudió la carrera de Biología en la Universidad de Liverpool y después se doctoró en la de Reading con una tesis dedicada a la flora de las Islas Canarias.

En 1971 fue nombrado director del Herbario de la Universidad de Reading y profesor adjunto del Departamento de Botánica y tres años después asumió el cargo de director del Jardín Canario Viera y Clavijo, que desempeñó hasta su jubilación en noviembre de 2012.

Bajo su dirección, se crearon en ese centro botánico, ahora asociado al CSIC, sus laboratorios de investigación, el Banco de Gemoplasma y sus programas de educación ambiental.

El científico británico dirigió además el Plan Especial de Protección de los Espacios Naturales de Gran Canaria (PEPEN) y fue miembro fundador de la Junta Directiva de la Red Mundial para la Conservación en Jardines Botánicos.

A lo largo de su carrera, recibió numerosos galardones, entre los que destacan el Premio César Manrique de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, el título de Hijo Adoptivo de Gran Canaria, la Medalla Sir Peter Scott de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la Orden del Imperio Británico, entregada por la reina Isabel II; el Premio de Excelencia en Conservación del Instituto de Investigación Botánica de Texas (EEUU), el Premio Canarias Internacional 2013, o la Medalla de Oro "Henry Shaw" del Jardín Botánico de Missouri (EEUU), entre otros muchos.

Fue miembro fundador del Consorcio Europeo de Jardines Botánicos y del Grupo de Expertos de las Islas Macaronésicas de la UICN, así como uno de los cuatro promotores de la Estrategia Mundial para la Conservación Vegetal del Convenio Internacional de Biodiversidad.

Desde 1974, desarrolló una intensa investigación sobre la taxonomía, biogeografía y conservación de la flora de las Islas Canarias, con más de 100 publicaciones científicas y varios libros. EFE

jmr