EFEMadrid

El Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y el Cabildo de Tenerife, junto a la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), han firmado hoy un convenio con una inversión de 170 millones de euros para construir cinco plantas depuradoras y otras acciones que mejoren el tratamiento de las aguas residuales en la isla.

A principios de este año se prohibió de forma cautelar el baño en tres playas tinerfeñas debido al vertido irregular de aguas industriales y residuales, por lo que para el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, el acuerdo supone “un cambio histórico” y responde a un “problema urbano que llegó a ser escandaloso”.

El socialista ha explicado ante la prensa que gracias a este convenio se espera conseguir en un plazo de 3 o 4 años, “a lo sumo”, que se den por terminados los problemas con el saneamiento de las aguas en la isla.

“Con esto vamos a mejorar sin duda el tratamiento de una manera radical, ya de entrada aumentamos un 50 % el agua tratada. Partimos de la situación que desde hace una década apenas se trataba el 30 % de las aguas, el salto ha sido exponencial y este convenio que hemos firmado es absolutamente fundamental para hablar de una isla sostenible y para evitar sanciones de Europa”, ha añadido.

Por el momento, las zonas en las que está previsto que se destine la inversión serán las de Granadilla de Abona, Tenerife Oeste (Santiago del Teide y Guía de Isora), Arona Este-San Miguel, la comarca de Acentejo y el Valle de La Orotava.

En la firma, que ha tenido lugar en la sede del ministerio en Madrid, han participado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y la directora general de Acuaes, Rosa Cobo, quienes consideran positiva una colaboración de tanta envergadura.

El presidente del Cabildo ha opinado al respecto que “las relaciones son estupendas” con el Gobierno y que, en sus palabras, deben ser así para “resolver problemas que nos reclama Europa tanto en España, como especialmente, en las Islas Canarias”.

El mandatario ha subrayado el compromiso nacional y regional con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por Naciones Unidas para la Agenda 2030, y la necesidad de llevar a cabo obras “más allá del discurso político”.

La inversión total estará cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER 2014-2020, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE).

ACUAES sufragará el 40 por ciento de la información con cargo a sus fondos propios, que deberán ser recuperados de los usuarios mediante tarifas durante un periodo de 30 años a contar desde el primer año de explotación.

El 10 por ciento restante será financiado por aportaciones de otras administraciones u organismos o bien acudiendo a los mercados financieros.

La firma de este convenio permite resolver los problemas de incumplimiento de las Directivas comunitarias sobre protección de agua al mejorar el saneamiento y depuración de los Sistemas Territoriales de Arona Este – San Miguel, Oeste, Acentejo, Granadilla de Abona y Valle de La Orotava, a la vez que permite la regeneración de las aguas residuales depuradas para posibilitar su reutilización para riego agrícola.

En concreto, en el saneamiento y depuración del sistema Arona este-San Miguel la inversión prevista alcanza los 85,6 millones de euros, y el proyecto incluye la construcción de la Estación Depuradora Comarcal de Montaña Reverón (Arona), con una capacidad para 240.000 habitantes equivalentes para el horizonte temporal de 2036, una red de colectores, impulsiones y emisarios terrestres, la estación de bombeo de aguas residuales (ETBAR) comarcal Las Galletas, así como otras nuevas estaciones de bombeo y rehabilitación de las existentes.

Además se mejorará el saneamiento y se aumentará la capacidad de depuración de los municipios de Santiago del Teide y Guía de Isora con una inversión de 29 millones de euros.

Asimismo se construirán colectores en medianías, bombeos e impulsiones en costa, la depuradora Comarcal del Oeste, con una capacidad de 105.000 habitantes equivalentes, y la ETBAR Playa de San Juan, ambas en Guía de Isora.

Por otra parte se destinarán 32,1 millones de euros al saneamiento y depuración de Granadilla, donde se construirá la estación de bombeo de Ensenada Pelada y la depuradora Comarcal de los Letrados, con una capacidad para 140.000 habitantes y que depurará los vertidos procedentes de los colectores de medianías y de costa.

También se ha previsto la mejora en materia de saneamiento y depuración del Sistema Comarcal de Acentejo, que incluye los términos municipales de La Matanza de Acentejo, La Victoria de Acentejo y Santa Úrsula, donde se invertirán 24,6 millones de euros.

En esta zona se ejecutarán los colectores e impulsiones asociados a la depuradora comarcal de Acentejo, con una capacidad de 75.000 habitantes.

Las obras proyectadas en el Valle de La Orotava, cuyo coste es de 10,7 millones de euros, permitirán recoger las aguas residuales generadas por las aglomeraciones urbanas que integran el Sistema Territorial de Infraestructuras de Saneamiento del Valle de La Orotava (Valle de la Orotava, Cuesta de la Villa, La Caridad, La Florida e Icod Alto) para derivarlas hacia la EDAR Comarcal situada en Puerto de la Cruz, donde el efluente recibirá el tratamiento exigido por la normativa europea antes de proceder a su vertido a través del emisario submarino de Punta Brava. EFE

jmp /cc/asd

(foto)(vídeo)