Científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), en colaboración con investigadores del Instituto Nacional de Ciencias Geológicas de la Universidad de Filipinas-Diliman, detectaron una clara señal de alerta de temprana antes de la erupción del volcán Taal del 12 de enero.

Concretamente, se trata del registro de cambios muy significativos de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) por la laguna que existe en el cráter del volcán Taal durante el periodo 2017-2018 que experimentó un incremento de 400 a 4.000 toneladas diarias aproximadamente, informa en un comunicado Involcan, entidad dependiente del Cabildo de Tenerife.

La monitorización de estas emisiones difusas en sistemas volcánicos están siendo de una gran utilidad en la vigilancia volcánica y podrá proporcionar excelentes señales de alerta temprana sobre el fenómeno volcánico.

El volcán Taal se encuentra a unos 50 kilómetros de Manila y ha entrado en erupción violentamente varias veces, causando pérdida de vidas humanas en las áreas pobladas adyacentes.

Debido a su proximidad a áreas pobladas y a su historia eruptiva, el Taal fue designado como uno de los volcanes de la década con la finalidad de promover estudios destinados la prevención de futuros desastres naturales relacionados con el fenómeno volcánico.

Desde 2008 el grupo volcanológico del ITER –que ahora forma parte del Involcan- lleva realizando trabajos de colaboración científica en Filipinas gracias a proyectos co-financiados por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y durante los últimos años gracias al programa Tenerife Innova del Cabildo.

Estos trabajos de cooperación científica contribuyen al fortalecimiento de la visión del Involcan para “convertirse y consolidarse como una entidad de referencia internacional en la gestión integral del fenómeno volcánico en regiones volcánicamente activas, promoviendo el intercambio de conocimientos entre grupos de investigación y la potenciación de la cooperación como método de trabajo, con el fin de incrementar su visibilidad internacional y contribuir al desarrollo sostenible de las regiones volcánicas”. EFE