EFESanta Cruz de Tenerife

El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, ha dicho este martes que con el Plan Integral de Residuos de Canarias (Pircan) que esta semana saldrá a información pública, se garantizará que las islas serán un territorio libre de incineradoras.

Un plan que tendrá un presupuesto de 82 millones de euros para el periodo 2020-2026 y que tal vez sea la "última oportunidad" para implementar en Canarias una gestión sostenible de los residuos, ha manifestado José Antonio Valbuena en la rueda de prensa en la que habló de la tramitación del Pircan y de la futura ley de economía circular.

El consejero indicó que el Plan Integral de Residuos de Canarias llega acompañado de la tramitación de la ley de economía circular y de la elaboración de los planes de los cabildos, tarea en la que el ejecutivo canario colaborará, asevero José Antonio Valbuena.

Comentó el consejero que uno de los compromisos del actual Gobierno ha sido hacer una revisión "profunda" del Pircan elaborado por el anterior ejecutivo y que, añadió, era un documento poco ambicioso, ya que en él "prácticamente" se resumía la estrategia de gestión de los residuos en una apuesta por las técnicas de incineración.

A juicio del consejero, era una solución "sencilla", por cuanto no era exigente en cuestiones como el aumento en las tasas de reciclaje y en la recogida selectiva, y también señaló que en el texto anterior se entendía que no era preciso que estuviese sujeto a evaluación medioambiental estratégica.

Algo esto último que para el consejero era una debilidad jurídica, por lo que ahora si figurará esta obligación en el Pircan, que está compuesto también por un programa de prevención de residuos, así como por el citado estudio ambiental estratégico, un estudio económico y un documento de participación ciudadana.

Explicó José Antonio Valbuena que el Pircan, al que se podrán presentar alegaciones hasta el 30 de septiembre, tiene objetivos cuantitativos como pasar el actual 20 por ciento de residuos reciclados de manera efectiva a un 55 por ciento en 2025 para residuos domésticos y asimilables.

Y para los envases el objetivo es llegar al 65 por ciento de reciclado en 2025 y al 70 por ciento en 2030.

Entre los objetivos cualitativos el consejero destacó promover la reducción en la producción y peligrosidad de los residuos que conviven en Canarias; maximizar la preparación para el reciclaje de los mismos; disminuir y optimizar la eliminación de los residuos en vertederos, y aumentar la valorización económica de los productos que se puedan obtener de gestión eficiente de los residuos.

Además, subrayó José Antonio Valbuena, este Pircan garantiza que Canarias será un territorio libre de incineradoras, de modo que el archipiélago será la primera comunidad autónoma española que en su plan de gestión de los residuos "rechazará de manera tajante" la incineración como una opción.

Lo cual, agregó el consejero, requerirá un esfuerzo y un sacrificio por parte de las administraciones, pero también de las empresas y de los ciudadanos.

El consejero dijo que a la vez que sale a exposición el texto del Pircan se publicará el proceso de consulta para redactar la ley de economía circular, que será el complemento normativo del plan de residuos.

José Antonio Valbuena declaró que en el Pircan se establecen las líneas de actuación pero es necesario que esté acompañado de un complemento normativo que apostará por la obligación en el reciclado y tratamiento separado de los residuos, y que regulará el uso de las materias primas secundarias, además de poner coto a la entrada de productos que no tengan asociado un sistema colaborativo de responsabilidad ampliada del producto.

En líneas con el Pircan y la elaboración de la ley el consejero citó la elaboración de los planes territoriales de gestión de residuos por parte de los cabildos, que, aseguró, estarán antes de un año.

José Antonio Valbuena recordó que ayuntamientos y cabildos son los responsables directos de la recogida y el tratamiento de los residuos, y señaló que corporaciones insulares y municipales "se tienen que poner al día" para lo cual, insistió, contarán con la colaboración del Gobierno regional.

Reconoció que en esa tarea habrá que tomar decisiones que tal vez no serán del agrado de todos pero que, aseveró, son necesarias para la sostenibilidad. EFE

rdg/asd

(foto)