EFESanta Cruz de Tenerife

La colada de lava del volcán de La Palma que surgió el sábado por el norte de la montaña de Cogote y que destrozó muchas viviendas tiene ahora menos potencia que las que se mueven por el centro, mientras que la del sur está parada.

Esta información la han facilitado este lunes el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, y la portavoz científica del Pevolca, Carmen López, quienes han indicado que el mayor movimiento de lava se produce por la zona central, gran parte de ella por tubos lávicos, por lo que no se aprecia en superficie.

Miguel Ángel Morcuende ha indicado asimismo que cuando se cumplen 84 días de la emergencia y 78 del inicio de la erupción volcánica en Cumbre Vieja, lo más relevante es que en el área sur de la zona afectada el domingo no hubo posibilidad de acceder debido a la concentración de gases nocivos.

Durante la noche los valores de esos gases no han sido peligrosos, salvo en el área de Puerto Naos y La Bombilla.

Miguel Ángel Morcuende también ha señalado que como consecuencia de la erupción volcánica hay 556 personas albergadas en hoteles, dos más que el domingo, y de ellas 410 están en Fuencaliente, 71 en Los Llanos de Aridane y 75 en Breña Baja, y 43 personas con dependencia están en centros sociosanitarios de la isla.

La superficie afectada por la lava volcánica es la misma que el domingo, 1.155 hectáreas.

La portavoz científica del Pevolca, Carmen López, ha explicado que se ha constatado la existencia de grietas y fracturas en el cono secundario del volcán, y ha añadido que se podrían producir desprendimientos y colapsos hacia el interior, pero tendrían un efecto "bastante" local, por lo que, de momento, no se ve comprometida la estabilidad del edificio volcánico.

Carmen López ha señalado asimismo que el viento continúan en dirección noroeste, con rachas de 50 y 55 kilómetros hora, con predominio de la componente este y sur, de forma que la orientación del penacho volcánico seguirá favorable a la operatividad aérea.

Se está produciendo una entrada de una masa húmeda, con lo que podrían producirse lluvias débiles y la previsión es que el martes aumente la intrusión de polvo del desierto o calima, lo que favorecerá en este caso que aumente la presencia de partículas PM10.

En cuanto a la sismicidad Carmen López ha declarado que sigue baja y se localiza en las mismas zonas, con una magnitud máxima de 3.9 en las últimas 24 horas.

El tremor continúa en niveles medios y bajos con menor variabilidad que días anteriores, y en las deformaciones del terreno no se encuentran tendencias, por lo que hay estabilidad, excepto en la estación más alejada del cono volcánico, en la que hay una ligera deflación, ha señalado Carmen López.

La emisión de dióxido de azufre en el penacho del volcán sigue alta y reflejando una tendencia de descenso desde el pasado 23 de setiembre, y la emisión difusa de dióxido de carbono muestra una tendencia estable desde noviembre.

La calidad del aire se mantiene entre razonablemente buena y regular en Los Llanos de Aridane, Puntagorda y Tazacorte por presencia de dióxido de azufre, y por la acumulación de partículas de menos de diez micras ha sido desfavorable en algún momento en la estación de La Grama-Breña Alta. EFE