EFELas Palmas de Gran Canaria

La Reserva de la Biosfera de Gran Canaria ha cumplido 15 años y con este aniversario se han marcado las bases para la actualización del plan de acción sobre ese espacio, que está dotado con un presupuesto de 858.800 euros y un plazo de 24 meses de trabajo.

El Cabildo de Gran Canaria había previsto un calendario de actividades con ese motivo, pero ha sido aplazado a 2021 con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19.

De cara al futuro, dado que el plan vigente se extiende a todo este año, habrá un proyecto para crear y reforzar un equipo multidisciplinar.

En una primera etapa se establecerá una base con los documentos resultantes de procesos anteriores ejecutados y se abrirá un proceso social de aval y compromiso para crear un conjunto de acciones con marco, plazo de ejecución y estrategia según la realidad vigente.

En esta primera etapa se realizará, a su vez, un estudio socioeconómico y demográfico del ámbito de calado de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

Esta fase incluirá la constitución del consejo de participación publica, con profesionales orientados a abrir y acercar a la población, que tenga "una estructura sólida y de gestión amable y efectiva con los participantes", a través de la asamblea de comisiones de trabajo y del propio consejo", ha explicado la consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez.

También, bajo demanda de la población de la zona, se creará una marca de productos y servicios de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, con un reglamento de criterios por categorías de productos y servicios, con el objetivo de que "productores y agricultores consigan un sistema de indicadores y evaluación efectivo y por objetivos".

De 2021 en adelante, ha explicado Jiménez, se trabajará el bloque de marca y participación, en procesos sociales, en un manual de identidad de marca Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, se retomará el proyecto Ecoescuela y se realizará un diagnóstico de perspectiva de género e intersectorial, así como una estrategia de dinamización para grupos de especial vulnerabilidad.

Se trata, ha recordado la consejera, de un plan para "mejorar la gestión y atender no solo al equipo técnico, sino también las demandas de quienes habitan ese espacio singular", que ha definido de "ecosistema rico en flora y fauna de especies exclusivas, geología única y de simbiosis extraordinaria entre población y el medio".

Por su parte, el consejero de Presidencia y responsable de Patrimonio, Teodoro Sosa, ha recalcado que estos son "los primeros 15 años de un largo camino por delante", en el que las consejerías de Patrimonio y Medio Ambiente "van de la mano".

Esta unión, ha reseñado, es "para trabajar juntos en proteger el reducto de canariedad que queda en la zona de cumbres", en un modelo no solo proteccionista, sino "de un impulso económico como nunca se ha realizado desde el Cabildo".

Como ha subrayado Sosa, la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria es "una zona, una gente y una forma de vida compartida", donde prima "el apego a la vida desde una tradición y cultura que no debe desaparecer".

En esa línea, ha destacado el "nuevo Instituto de Risco Caído y la Reserva de la Biosfera, de una sola gerencia y dos direcciones técnicas potentes", que marca "un recorrido claro de futuro".

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha repasado los 15 años desde la declaración, que integra a siete municipios dentro de los 120 países y las 700 Reservas de la Biosfera mundial.

El espacio incluye el 42 por ciento de la isla y una franja marina que tienen "el tremendo honor de defender la biodiversidad" en "tradición, costumbres, gastronomía, paisaje, pesca, senderos patrimonio geológico y etnográfico, naturaleza, actividades culturales conservadas durante siglos", entre otras cuestiones.

La Reserva de la biosfera, ha destacado Morales, es "una potente herramienta de conservación del ecosistema y formas de vida", en un "modelo de equilibrio y respeto a los valores y el modelo socioeconómico y de desarrollo sostenible", que supone un "laboratorio natural y un aula abierta de la naturaleza"

Ha habido "un sinfín de actividades, propuestas y proyectos" dentro de un plan de acción que contará con "un refuerzo importante para más recursos humanos y materiales".

Entre los proyectos llevados a cabo, Morales ha recordado el proyecto de educación de desarrollo sostenible, la Ecoescuela, el trabajo continuado con la población local y para el turismo sostenible e integrado, con guías de turismo, manual de emprendimiento, proyectos de recuperación del espacio costero y acciones en red con otras reservas.

En este sentido, ha insistido en un futuro basado en "un plan de inversiones con la voluntad de fijar a las personas en el territorio, con un modelo de vida con más dignidad, más medios y posibilidades de futuro", para lo que se van a "aumentar recursos y esfuerzos", en un proyecto de trabajo que dé "el impulso necesario a la propuesta". EFE