EFESanta Cruz de Tenerife

La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, ha participado hoy en el acto de reconocimiento a quienes participaron en la extinción de los incendios forestales de agosto en Gran Canaria, en el que aseguró que aunque en la “bonanza nos unimos menos”, en los momentos de adversidad demostramos "el gran país que somos”.

“Creo que a veces nos falta autoestima como país. Tenemos que estar más contentos con nosotros mismos. A veces en la bonanza nos unimos menos, pero en los momentos de adversidad, cuando realmente hay que estar ahí, dando la cara, demostramos la capacidad de respuesta y coordinación que tenemos para resolver un problema”, ha afirmado la ministra.

En este sentido, Valerio ha pedido que se mantenga la “coordinación” y “unidad” en la fase de recuperación y rehabilitación de los bienes materiales y de “las miles de vidas gravemente afectadas por los incendios", porque "es fundamental".

Ha asegurado además que el Gobierno central, aunque esté en funciones, “estará ahí, apoyando”, y que “absolutamente” todos los ministerios implicados aportarán las medidas necesarias “para compensar y ayudar a las personas afectadas a seguir adelante”.

Durante el acto, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha destacado que Canarias cuenta “con el número más alto de personas dedicadas a la extinción de incendios”, con casi cinco miembros por kilómetro cuadrado de extensión forestal, seguida por la Comunidad de Madrid “con casi uno”.

Morales ha subrayado la necesidad de que la isla “mire hacia el futuro” y “recupere la normalidad”, motivo por el que, desde el Cabildo, ya están trabajando en un plan reactivación y revitalización económica de la zona.

“Hemos pagado partidas de inicio de casi 20 millones de euros: cinco millones para ayudas inmediatas para la reactivación del terreno, un plan de empleo extraordinario para la comarca y ocho millones para reparar las infraestructuras viarias”.

Asimismo ha informado de que ya están desarrollando un plan “para los próximos días” para colaborar con los municipios en la reposición de las infraestructuras, diseñando actuaciones con los comercios, los agricultores y los ganaderos de la zona.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha alabado el “magnífico trabajo” de todas las personas y cuerpos implicados “porque son los salvadores de una isla que vivió una tremenda pesadilla”, y ha destacado la “envergadura” del incendio, que obligó a desalojar 10.000 personas, y en el que participó el mayor operativo aéreo de las islas, con 20 medios aéreos.

Otra muestra de la “voracidad” del incendio, ha destacado Torres, fue aparición de dos pirocúmulos -que son nubes cumuliformes de varios kilómetros de altura que se originan tras una erupción volcánica, una detonación atómica, y excepcionalmente por un incendio- cuando en toda la historia de Canarias “solo se había constado uno”, ha explicado.

“Aún nos dura el susto, nuestra alma sigue encogida y nuestro corazón en un puño. Durante doce días Canarias, y especialmente Gran Canaria, resistió y acabó venciendo al incendio más importante de los últimos doce años en nuestro país”, ha declarado Torres, que sostenido que la isla “volverá a crecer y a ser hermosa”, porque “ya lo es”.

El presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, ha asegurado que lo sucedido en Gran Canaria, “nos obliga” a hacer una “reflexión colectiva” sobre cómo el ser humano ha contribuido a cambiar el clima y qué podemos hacer para revertir esta situación, porque “desgraciadamente, estos incendios tan violentos, agresivos y difíciles de domar tienen que ver con la manera con la que nos comportamos con el planeta”, ha mantenido.

Asimismo ha querido recordar los incendios vividos en La Gomera en 1984, “donde perdimos a buenos amigos”, los incendios en La Palma en 2016, “donde falleció el guarda forestal Francisco Santana”, así como los “graves incendios” que azotaron a Gran Canaria y Tenerife en 2007.

“Todos los incendios son el mismo incendio para los canarios y las canarias, porque siempre, el fuego nos recuerda que en algún momento, algo nuestro se fue con las llamas”, ha aseverado Matos. EFE

1011837

ggh/rdg