EFELas Palmas de Gran Canaria

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha comprobado este sábado en Tejeda la situación que viven ganaderos y comerciantes tras los incendios de agosto y las medidas puestas en marcha para la reactivación medioambiental y económica de la cumbre.

Morales acudió junto al alcalde, Francisco Perera, a la Feria de Ganado que celebra el municipio dentro de los actos en honor a Nuestra Señora del Socorro, para reunirse con los ganaderos, mostrarles su apoyo y comprobar que se recogen las valoraciones de las necesidades suyas y de los agricultores de la zona.

El comunicado del Cabildo resalta que comprobó, además, que la cumbre "está viva" y que el suministro de comida para los animales está llegando a los ganaderos para lograr normalizar la producción y la actividad.

Morales les trasladó también su compromiso de que nadie se quedará en el camino y, para ello, estará en contacto directo con los ayuntamientos a través de las consejerías implicadas y la Presidencia hasta alcanzar la plena normalización de la situación.

Los ganaderos, a su vez, le mostraron su satisfacción y le pidieron mejorar la distribución de los alimentos.

Además, este colectivo aseguro que el sector primario no bajará los brazos, por lo que trasladaron su voluntad de continuar trabajando para recuperar la normalidad perdida por los incendios.

Tras la entrega de premios a los participantes en la feria, en la que hubo casi 200 cabezas, el presidente insular conoció también la situación de los comerciantes y de los negocios de restauración para valorar si se ha reactivado el consumo y si están dando sus frutos las medidas consensuadas con los empresarios turísticos.

Las oficinas abiertas en los ayuntamientos de Gran Canaria para presentar las solicitudes de ayudas por los daños ya han recibido casi 500 peticiones, de las cuales 170 corresponden a Tejeda, entre ellas las de diecisiete explotaciones ganaderas.

De nada que concluya el plazo, técnicos municipales e insulares las evaluarán y, una vez reciban el visto bueno, se realizará la trasferencia a las corporaciones locales.

En este sentido, Perera destacó la excelente coordinación entre las administraciones locales para la reactivación de la zona.

El Cabildo destina al Plan de Revitalización de Gran Canaria para las actuaciones inmediatas una cuantía inicial de 20 millones de euros, 5 de ellos están destinados a los daños sufridos en viviendas, zonas agrícolas y ganaderas y empresas, al menos 8 más para la recuperación de las carreteras -vía de urgencia- y otros 6,2 millones para planes especiales de empleo -700 nuevos contratos-.

La partida de 5 millones de euros para los daños se distribuirá a razón del 30 por ciento para ayudas en viviendas que sean primera residencia, el 15 por ciento para las de segunda residencia, el 45 por ciento para daños agrícolas y ganaderos, y el 10 por ciento restante para industrias y empresas.