EFESanta Cruz de Tenerife

Un equipo internacional de investigadores ha analizado el único cráneo fósil encontrado hasta el momento del lagarto gigante de la isla de La Palma (Canarias) "Gallotia auaritae", del que se han obtenido imágenes precisas mediante una tomografía computarizada.

El estudio correspondiente, que publica este martes "Scientific reports", está formado por investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN, Argentina), la Universidad de La Laguna (ULL), el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), la Universidad de Bristol y el International Centre for Theoretical Physics (ICTP, Italia).

Los científicos han obtenido imágenes del interior de los restos de este animal que habitó en esta isla durante el Pleistoceno inferior-medio y que han permitido determinar sus relaciones de parentesco con otras especies de lagarto gigante insulares y continentales.

En Canarias existen actualmente solo cuatro especies de lagarto gigante que pertenecen al género Gallotia, pero hace entre 2,6 millones de años y 800.000 años había una quinta especie, Gallotia goliath, como revela el registro fósil de estas islas.

Los estudios científicos sugieren que hace unos 17-20 millones de años (coincidiendo con el surgimiento de las islas de Lanzarote y Fuerteventura) se inició un proceso progresivo de colonización del archipiélago.

Una vez en las islas, las especies evolucionaron y diferenciaron hasta dar lugar a los endemismos que se encuentran actualmente y también en el registro fósil.

El cráneo fue hallado en el año 2000 en el Barranco de Las Angustias, dentro del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, en la isla de La Palma y se trata del registro más antiguo de esta especie (Pleistoceno inferior-medio, hace entre 2.58 millones de años y 126.000 años).

Para llevar a cabo su estudio sin poner en riesgo los delicados fósiles que lo componen, se optó por no retirar el sedimento circundante y realizar una tomografía computarizada de rayos X llevada a cabo en Trieste (Italia).

La tomografía computarizada es una técnica radiográfica habitual en humanos que permite obtener imágenes secuenciales (o "cortes") de gran resolución.

Su uso en paleontología es cada vez más frecuente, ya que permite observar el fósil sin manipularlo y sin riesgo de daño.

Mediante esta técnica, se obtuvo una reconstrucción digital 3D del cráneo, donde se puede ver como estarían dispuestos los huesos que lo conforman y las cavidades internas del cráneo como el endocráneo o el oído interno.

Más allá de conocer mejor la anatomía craneana de la especie, el artículo publicado también expone el primer análisis filogenético en el que se han incluido tanto especies fósiles como todas las especies y subespecies actuales de lagartos canarios.

El estudio de las relaciones de parentesco entre ellas y con otras especies de lagartos continentales permitirá identificar más fácilmente los fósiles de especies actualmente ausentes en las islas, añaden los investigadores.

Además, el estudio de los procesos evolutivos de los lagartos gigantes del pasado permite indagar en cuestiones acerca de cómo se forma una nueva especie y cuáles son las adaptaciones hacia el gigantismo o hacia una dieta herbívora.

Esta investigación se ha realizado en el marco del proyecto "El patrimonio paleontológico de Canarias como un referente cultural y ambiental atlántico: Modelización 3D de los lagartos gigantes del género Gallotia" de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, y ha sido financiada por el Gobierno de Canarias. EFE

asd/spf