El abogado y activista medioambiental Robert F. Kennedy ha plantado este lunes un drago en Adeje, al sur de Tenerife, como símbolo de un mundo mejor y sostenible en la lucha contra el cambio climático.

Robert F. Kennedy, hijo del fallecido fiscal general de Estados Unidos del mismo nombre y sobrino del presidente John F. Kennedy, inició de esta manera la siembra del que será el "bosque productivo" del municipio de Adeje, un gran parque central que será el eje de esta localidad turística ante la crisis climática.

A la plantación de esta especie emblemática de Canarias, "Dracaena drago", asistieron también el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, y el presidente de la Advanced Leadership Foundation, Juan Verde, informa el Ayuntamiento en un comunicado.

Robert F. Kennedy ha comentado que este gesto “es un símbolo muy importante" del compromiso del Ayuntamiento de Adeje para trabajar para un mundo mejor y sostenible, pues el hecho de haber elegido un drago "es todo un símbolo que nos une al pasado”.

Para el alcalde de Adeje, este es el inicio de un gran parque que va a ser "un pulmón importante" y un espacio público para la convivencia, pero también de formación, concienciación y un enlace con el sector agrícola para fomentar el kilómetro cero y defender la agricultura, que es un valor añadido "en esa sostenibilidad en la que estamos trabajando”.

El parque central de Adeje será un espacio de 32.000 metros cuadrados con lago, humedales y bosques productivos, lo que multiplicará de manera exponencial la masa verde de Adeje y ayudará a reducir la huella de carbono.

Además de las más de 300 especies que ya albergaba el parque, el Ayuntamiento va a introducir 400 más tras el estudio que se ha realizado para convertirlo en un "bosque productivo". EFE