EFELas Palmas de Gran Canaria

La Plataforma Salvar Chira-Soria ha anunciado que "va a seguir luchando" contra el proyecto de central eléctrica planeado en Gran Canaria, que insiste en que sería "una catástrofe" para el entorno, tras reunirse este viernes por primera vez a hablar con su promotor, el Cabildo, que no renuncia a la iniciativa y asegura que es beneficiosa.

De hecho, la corporación insular desearía que una y otra parte "confluyeran" respecto al proyecto, que sostiene que favorecerá al medio ambiente, según ha asegurado el director del Gabinete del Presidente, Marino Alduán, al término del encuentro, que ha calificado de "ejercicio de diálogo muy interesante" pese al balance negativo que ha hecho del mismo la plataforma.

Puesto que, al entender de los detractores del salto hidroeléctrico, "no se han dado respuestas" a las demandas de información que había formulado, ha asegurado su portavoz Manolo González, músico del popular grupo Mestisay.

Frente a sus afirmaciones, no obstante, el Diputado del Común, Rafael Yanes, que convocó la reunión a raíz de que el colectivo solicitara su intervención en el conflicto aduciendo que el Cabildo había adjudicado una campaña publicitaria sobre Chira-Soria presupuestada en más de cuatro millones de euros haciendo un mal uso del dinero público, ha dicho que en la sesión "hubo bastantes preguntas de la plataforma que fueron contestadas".

No obstante, ha añadido que, pese a ello, han quedado en que el lunes le enviarán documentación para insistir en sus protestas y que, de considerar que existe alguna irregularidad, pondría en marcha una actuación para pedir explicaciones.

Yanes ha aclarado, en todo caso, que hasta el momento no prevé iniciar actuación alguna, por no encontrar hasta ahora razones para hacerlo.

Además, aunque reconocen que su mediación tampoco ha servido para acercar posiciones, el Diputado del Común ha valorado la reunión, mostrándose "satisfecho" de que su oficina "sea la casa del diálogo entre dos partes" y de que se diera, a su entender, "un diálogo franco, fluido".

Algo que ha alabado igualmente Marino Alduán, quien ha sostenido que el Cabildo había dado, de hecho, respuesta a las demandas del colectivo porque dio detalles de la tramitación del contrato de publicidad que cuestionaba, y precisamente "el motivo de la queja era la falta de información sobre este expediente".

Falta de información que ha negado existiera, relatando que los documentos referentes a ese asunto "son públicos y transparentes" y están a disposición de la ciudadanía para su consulta desde diciembre de 2020.

Además, ha indicado que ha aprovechado la ocasión para rebatir sus argumentos de oposición al proyecto, para lo cual han "intentado explicarles (a los miembros de la plataforma), con argumentos científicos, técnicos y económicos que es lo mejor para Gran Canaria".

Sin embargo, Manolo González ha reiterado las acusaciones del colectivo hacia el Cabildo, que dice actúa "con oscurantismo" y en favor de intereses particulares, aunque sin especificar de quién.

Desde ese planteamiento, ha afirmado que la corporación "tergiversa" la información sobre el proyecto y pretende "engañar a la población" acabando con "un espacio natural único", y que por ello mantendrán su campaña de rechazo.

"Vamos a seguir luchando, incorporando a muchísima gente que está preocupada por su territorio", con el propósito de lograr "impedir el desastre que está planeado en el barranco de Arguineguín", ha declarado. EFE

cms/jmr

(foto)