EFESanta Cruz de Tenerife

La lava del volcán que erupcionó hace una semana en la zona de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, ha afectado a 513 viviendas y una superficie de 237,5 hectáreas, 27,5 más en apenas 24 horas, según las últimas mediciones del sistema de satélites de observación terrestre Copernicus.

El área que cubren las cenizas del volcán se ha extendido hasta las 1.507 hectáreas (193 más que la última estimación) y son 18,9 los kilómetros de carreteras destruidas por el avance de las coladas.

Tras varias jornadas sin apenas avanzar, las coladas se reactivaron el domingo y arrasaron con varias edificaciones en el barrio de Todoque, incluida la iglesia.

Capitanía Marítima mantiene la zona de exclusión de la navegación por riesgo de caída al mar de lava, y que pasa a comprender desde La Bombilla hasta 0,2 millas al sur del puerto de Tazacorte.

Esta medida, señala el Ministerio de Transportes, es preventiva, ante la posible llegada de las coladas volcánicas al mar, con el riesgo inherente para la navegación.

Si esta se produjese, según las previsiones, lo haría al norte de la playa de Los Guirres.

También se trata de preservar la seguridad en el puerto de Tazacorte para que no se vea afectado por los fenómenos adversos que se pudieran generar en el contacto de la lava con el mar al mismo tiempo que se mantiene su actividad.

Se trata de un espacio portuario con actividad pesquera y recreativa y con capacidad de atraque de mercantes.

Asimismo, abunda, "el objetivo es concienciar a la población, siendo conscientes de que el atractivo propio de este fenómeno puede generar una concentración de embarcaciones en las zonas circundantes al punto donde está previsto que lleguen las coladas volcánicas al mar".

El Ayuntamiento de Tijarafe ha recomendado a su población no acercarse a la costa por peligro de desprendimientos como los que se han registrado en el pueblo vecino de Tazacorte. EFE

jmor/spf