EFESanta Cruz De Tenerife

La campaña contra incendios forestales en Tenerife desplegará 311 efectivos, dos helicópteros y, como novedad, tres drones provistos de cámaras termográficas, con una inversión global de 3.408.777 euros que hacen de este dispositivo de seguridad en el monte el mayor de Canarias.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha afirmado este miércoles en la rueda de prensa de presentación de la campaña que la isla está preparada en este ámbito porque se ha hecho un esfuerzo por actualizar los recursos de seguridad en una labor preventiva que, ha recordado, se extiende durante ocho meses.

La campaña de 2022 ha comenzado el 11 de febrero y se extenderá hasta el 16 de diciembre y el jefe de la Unidad Operativa de Incendios Forestales y Medios Asociados del Cabildo, José María Sánchez Linaje, ha señalado que el año hidrológico es normal y por lo tanto el inicio de la campaña ha sido "muy bueno" y la situación es favorable.

No obstante, ha recordado que el régimen de precipitaciones es diferente en la vertiente sur de la isla, sobre lo que Pedro Martín ha precisado que incluso se ha detectado cierta pérdida de retamar en la cara sur del Parque Nacional del Teide.

La consejera de Medio Natural y Seguridad, Isabel García, ha aludido además al compromiso "clave" de la institución por aumentar los recursos en este ámbito sobre todo si se tiene en cuenta, ha indicado, que las investigaciones sobre cambio climático apuntan a que Tenerife puede ser la isla más afectada por el aumento de temperaturas.

Entre otras medidas, el Cabildo ha invertido 688.000 euros en la renovación de vehículos con 22 nuevas unidades y 1.842.540 para la compra de vehículos pesados, pues la consejera ha afirmado que la flota estaba envejecida, ya que el 80 por ciento de los vehículos tiene más de 17 años, lo que supone un riesgo para el personal a la hora de intervenir en la extinción de un incendio.

De esta manera conforman el dispositivo tres autobombas nodriza con capacidad para 9.000 litros, 14 autobombas forestales con capacidad de 3.500 a 5.000 litros, dos autobombas medianas con capacidad de 1.800 litros, 30 autobombas ligeras pick-up de 500 litros, un vehículo de Puesto de Mando Avanzado y 29 vehículos todoterrenos de transporte, según detalló José María Sánchez Linaje.

Asimismo dos helicópteros con base en Tenerife Sur y se han destinado 200.000 euros para construir un depósito de carga de agua para helicópteros en el cortafuegos de Chivisaya (Candelaria).

“La inversión en el refuerzo del operativo se ha incrementado un 47,19% con respecto a 2021 y el presupuesto ha llegado a 3.408.777 euros”, ha añadido Pedro Martín, para añadir que esto ha permitido tener 140 personas de refuerzo durante los meses de máximo riesgo y 70 personas del operativo habitual dedicado a labores de selvicultura preventiva y que se activan también en caso de incendios.

Estas 70 personas están contratadas desde abril a junio y desde octubre a diciembre, ha precisado.

Isabel García ha explicado asimismo que la estrategia para afrontar esta temporada de riesgo de incendios se plantea "en tres pilares fundamentales: prevención, coordinación y recuperación del suelo agrario”, al tiempo que ha pedido que para evitar desgracias y catástrofes, es imprescindible "la responsabilidad de todas las personas que vivimos en esta isla”.

A los medios propios de la corporación insular hay que sumar la disponibilidad durante el periodo de riesgo de otros procedentes del Gobierno de Canarias, compuestos por cinco helicópteros multifunción del GES y los equipos de intervención rápida (EIRIF) en cada una de las islas menores, dotados este año con autobombas ligeras.

El Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación también ofrece la disponibilidad de un helicóptero Kamov K-32 (bombardero pesado de 5000l) con base en Tenerife Sur, las Brif de Puntagorda y un avión de carga en tierra (Air Tractor de 3200l) en el aeropuerto de La Gomera, así como la UME con base en Canarias.

En cuanto a los drones que se incorporan al dispositivo, en los que se han invertido 15.000 euros, José María Sánchez ha indicado que la intención es que actúen en grandes incendios forestales para "hilar muy fino" en cuanto a las áreas de descarga y llegar a la extinción lo antes posible, pero por esta misma razón se empezará a utilizarlos "testeando" su actuación fuegos pequeños. EFE

asd/spf

(foto)