EFESan Mateo (Gran Canaria)

Algunos de los 125 vecinos de los municipios de Tejera y Artenara que tuvieron que ser desalojados esta madrugada por el riesgo que corrían de resultar afectados por el incendio declarado el sábado en Gran Canaria echan en falta una mayor "limpieza" del monte de la isla.

Así lo han declarado a Efe algunas de las personas que permanecen en el albergue del municipio de San Mateo, donde seguirán hasta que no puedan regresar a sus casas con plenas garantías de seguridad.

Rafael Quintana ha asegurado a Efe que "todo lo que tenía" en el municipio de Tejeda "está quemado", aunque ha asegurado que estaba más preocupado anoche en su casa por la amenaza que entrañaba el avance del fuego que en el albergue al que ha sido evacuado.

Quintana ha manifestado que las tuberías de riego de su finca se han perdido por la acción del fuego, que las ha calcinado porque eran de plástico, aunque ha celebrado que la cueva que posee en la cumbre grancanaria, a la que suele acudir los fines de semana para entretenerse realizando pequeñas labores agrícolas, "se ha salvado".

Rafael Quintana ha afirmado que al igual que se hace con las casas, el campo hay que mantenerlo limpio, cosa que, en su opinión, no ocurre en la cumbre de Gran Canaria, donde, además, ha añadido, "no dejan hacer nada" sin los permisos pertinentes.

"Hoy vive menos gente aquí que antes pero han más incendios porque no se limpia" el monte, ha lamentado.

Otro vecino de Tejeda evacuado a San Mateo, Francisco José Rodríguez, ha secundado las palabras de su paisano al afirmar que "antes estaba todo más limpio".

Cuando el fuego aún no había afectado a Tejeda, Rodríguez se alarmó al ver el cañaveral que se apoderaba del barranco, ya que funciona como "una mecha", como pudo comprobar horas después, cuando se tuvo que ir "con lo puesto" de su casa para pasar la noche en el albergue habilitado en San Mateo, que este lunes ha visitado el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, tras ofrecer en una rueda de prensa un balance de situación del incendio.

Francisco José Rodríguez ha considerado que las autoridades competentes podrían dar trabajo a desempleados de la isla para que ayuden a limpiar el campo, ya que, en su opinión, "no todo es playa".

Elvira Quintana, otra de las vecinas de Tejeda que permanece desde esta madrugada en el albergue de San Mateo, ha lamentado que, tras el registrado en 2017, este municipio vuelva a pasar el "calvario" de sufrir un incendio.

Esta monitora de actividades deportivas también ha reclamado más limpieza del monte de Gran Canaria, al considerar que ello dificultaría la rápida propagación de las llamas en caso de incendio.