EFELas Palmas de Gran Canaria

La presidenta del PP de Canarias, Australia Navarro, considera un “auténtico atraco” el documento del Ministerio de Hacienda aprobado este lunes por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

En su opinión, da vía libre a la decisión del Gobierno de España para apropiarse de los ahorros de las entidades locales.

La presidenta de los populares canarios afirma en un comunicado que “se trata de un documento elaborado para sufragar los propios errores del Gobierno de Pedro Sánchez, que traerá graves consecuencias a nuestros cabildos y ayuntamientos.

Un acuerdo cuyo objetivo se centra principalmente en obtener los ahorros de las corporaciones, el dinero de los canarios, para utilizarlo en su agenda política durante los próximos años, mientras las entidades locales se verán privadas de estos fondos para atender las necesidades de sus vecinos, lo que desde el Partido Popular calificamos de auténtico chantaje”, indica Navarro.

La también portavoz del Grupo Popular en el Parlamento autonómico señaló que las entidades locales no podrán gastar este año sus remanentes puesto que está en manos del Ejecutivo central, que se supone empezará a devolverlo a partir del año 2022.

“El Gobierno consigue así atar de pies y manos a las corporaciones locales en un momento crítico. Cuando más ayudas y más apoyos necesitan, mayor es la opresión y las limitaciones de acción. Deja al borde del abismo a nuestros ayuntamientos y cabildos”, en opinión de la presidenta del PP.

“En una situación tan complicada para todos, donde el futuro de Canarias y de todos los canarios está en juego, lo que menos necesitamos es una mano al cuello del Gobierno de España. Apropiarse de los ahorros de los vecinos de todos los municipios del Archipiélago para hacer frente a las debilidades y errores de Sánchez y su Ejecutivo es inadmisible”, considera Navarro.

En su opinión, los socialistas han “olvidado por completo” que son los ayuntamientos y los cabildos las instituciones más cercanas, los auténticos conocedores de la realidad de nuestros vecinos y quienes deberían tener la “potestad” de utilizar sus ahorros para reactivar la economía y hacer frente a las necesidades sociales de cada municipio en primera instancia.

Con esta propuesta y con esta manera de actuar, el Gobierno no solo consigue la agonía de nuestros cabildos y ayuntamientos, también se ha cargado en toda regla, por primera vez en la historia, el consenso existente en la FEMP, la institución que representa al mundo local, demostrando claramente su reprochable intención de poner a las instituciones a su servicio y no al servicio de los españoles”, asegura Navarro. EFE