EFESanta Cruz de Tenerife

Canarias aspira a captar unos 3.500 millones de euros para la financiación de los proyectos presentados en las islas al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de España, que se financia con el fondo especial de recuperación de la Unión Europea, conocido como Next Generation.

Así lo ha expuesto el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en la primera reunión de seguimiento del Plan Reactiva Canarias, a los portavoces de los grupos políticos del Parlamento, las federaciones de cabildos y ayuntamientos, las dos patronales provinciales, los sindicatos mayoritarios y representantes del tercer sector.

Inicialmente en Canarias las entidades públicas y privadas han presentado proyectos para estos fondos europeos por 11.355 millones de euros.

Se ha realizado una primera criba de estas iniciativas y los proyectos seleccionados suponen 8.800 millones de euros, pero se realizará otra selección adicional para determinar cuáles son los que tienen más posibilidades de acceder al plan Next Generation.

Esos proyectos resultantes se presentarán al Gobierno de España antes de abril y Canarias aspira a sumar al menos unos 3.500 millones de euros para estos "proyectos tractores".

A estos proyectos de inversión prioritaria se suma la aportación ya aprobada del programa React-UE, que en el caso de Canarias suponen 630 millones de euros, de los cuales 504 corresponden a 2021 y 126 a 2022; transferencias estatales vía conferencia sectorial y fondos para las corporaciones locales; partidas propias y otros fondos europeos ajenos al fondo de recuperación.

Todo ello conforma el Plan Reactiva Canarias, que tiene una inversión prevista de 5.500 millones de euros hasta 2023.

Ángel Víctor Torres expuso que ya en 2020 se ha ejecutado el 94% de los fondos previstos para ese año del Plan Reactiva Canarias, unos 1.160 millones de euros, lo que supone el cumplimiento del 84% de los parámetros e indicadores definidos.

El presidente agradeció el apoyo de los agentes sociales y la altura de miras de los portavoces políticos en "un momento difícil y excepcional", ya que el Plan Reactiva no es un foro político, sino un programa para la recuperación de Canarias.

Anunció que el Gobierno ya tiene perfilado un proyecto de decreto para agilizar la gestión administrativa que permitirá la adjudicación ágil de los fondos, aunque con la máxima transparencia.

"La unidad de acción es clave para Canarias" en la consecución de estos fondos y la ejecución de los proyectos, porque es la comunidad más afectada por las consecuencias económicas y sociales del covid, dijo el presidente.

Defendió que esa misma unidad de acción se traslade a un consenso general sobre la migración, ante el intento de la Unión Europea de limitar la responsabilidad de este problema a las regiones fronterizas, algo que consideró "inaceptable".

Los acuerdos ya alcanzados en el Parlamento pueden funcionar como documento base al que se incorporarán las aportaciones de los agentes sociales y económicos para incorporar esa posición común sobre migración en el Plan Reactiva, indicó el presidente, y así lo expondrá en la comisión de libertades del Parlamento Europeo.

"Es básico que nos opongamos al pacto de asilo e inmigración que la Comisión Europea quiere aprobar para los estados miembros", subrayó Torres.

El presidente consideró muy importante hacer entender al resto de comunidades autónomas que "esto no es una cuestión que atañe exclusivamene a Canarias", y que deben colaborar con el acogimiento de los 2.600 menores no acompañados, después de que sólo se hayan ofrecido seis comunidades con un total de 120 plazas.

"Es inaceptable que haya responsabilidad de las comunidades frontera pero "solo voluntariedad del resto de comunidades" en la acogida de los menores, afirmó Torres.

En cuanto a los erte, Torres considero que probablemente sea preciso prorrogarlos más allá de mayo y se mostró convencido que así se hará si es preciso. EFE