EFELas Palmas de Gran Canaria

Canarias y Cabo Verde se han fijado como objetivo volver a unir por vía aérea ambos archipiélagos y retomar la conectividad que existía antes de la pandemia, previo análisis de las condiciones de mercado, y valorarán, de la mano de Binter, qué alternativas existen, ya sea de manera directa o a través de una conexión con Dakar (Senegal).

Así lo han anunciado el primer ministro de Cabo Verde y el presidente de Canarias, Ulisses Correia y Ángel Víctor Torres, en una rueda de prensa posterior a la celebración de la sexta cumbre entre ambos archipiélagos, una cita que se ha retomado tras casi cuatro años de paréntesis.

Tanto Torres como Correia han mostrado interés en recuperar esas rutas y han recordado que hasta 2019 había vuelos regulares operados por Binter que unían la isla de Sal y Gran Canaria.

"Haremos el trabajo preciso para poder recuperar las rutas que existían antes de la pandemia para que nuestros pueblos estén mejor conectados", ha enfatizado Torres, quien ha dicho que hará uso de las "excelentes relaciones" que mantienen con Binter para llevarlo a término.

En este sentido, Torres ha admitido que a Canarias le conviene esa conectividad con Cabo Verde para la generación de actividad económica, ya que hasta 60 empresas canarias cuentan una relación directa con el país africano.

Asimismo, el presidente canario ha llamado a velar por el futuro del Programa de Cooperación Transfonterizo Interreg, al que aspira que se sumen otros países como Costa de Marfil o Ghana.

"La financiación europea se mantendrá con un estado menos -Reino Unido- y desde las Regiones Ultraperiféricas pedimos que ese dinero aumente", ha subrayado Torres respecto al acuerdo, que en el periodo 2014-2020 contó con 997,7 millones de euros de financiación provenientes del Fondo Regional Europeo (FEDER), de los cuales 116 millones de euros y 95 proyectos estaban relacionados con Cabo Verde.

Además, el primer ministro caboverdiano ha reseñado los importantes vínculos empresariales y los desafíos comunes que su país y Canarias tienen por delante a la hora de contar con economías más resilientes, sostenibles y mejor posicionadas.

Correia ha hecho hincapié en el abordaje de la crisis climática y ha valorado la puesta en común de estrategias para la agricultura, la transición energética, la transformación digital y la economía azul, que ha considerado importante no solo para ser sostenibles sino como un factor para crear oportunidades de inversión privada.

Asimismo, ambos dirigentes han hecho referencia a la experiencia de Cabo Verde con el volcán de Fogo (2014) y a algunas de las similitudes con la erupción en curso en Cumbre Vieja, en La Palma, como la afectación a zonas habitadas.

"Como ocurrió con Fogo, tenemos que reconocer nuestra obligada convivencia con los volcanes. Allí, Gesplan (empresa pública del Gobierno canario) hizo un gran trabajo de reconstrucción. Habrá que hacerlo aquí una vez el volcán termine de expulsar lava”, ha apuntado Torres, quien ha reconocido que si bien existen diferencias, también muchos palmeros, al igual que ocurrió en Fogo, quieren volver a las zonas arrasadas por la lava, una cuestión que habrá que estudiar, ha dicho.

Tanto Correia como Torres se han emplazado a la celebración de la tercera cumbre de la Macaronesia, para la que Canarias se ha ofrecido como sede, una cita que el dirigente canario ha valorado como "fundamental" para unir regiones que precisan de una defensa para que la Unión Europea "entienda la realidad de territorios remotos".

Por otro lado, en esta VI Cumbre también se ha alcanzado un acuerdo de colaboración entre las televisiones públicas de Cabo Verde y Canarias que ha sido rubricado por los responsables de ambas cadenas, Policarpo Carvalho en nombre de la Televisión de Cabo Verde y Francisco Moreno, en representación de la Radio Televisión de Canarias.

El objetivo del acuerdo es el intercambio de contenido audiovisual para fomentar ambas culturas y el conocimiento mutuo de la zona macaronésica próxima a África. EFE

cmg/jmr

(foto)