EFELas Palmas De Gran Canaria

CC ha recalcado que igual que se firman adendas para incorporar fondos o deuda del Estado al convenio de carreteras suscrito entre el Estado y Canarias, puede variar su anexo de obras, lo que ha ocurrido "siempre" porque ningún acuerdo plurianual firmado hasta ahora se ha ejecutado al 100%.

Así lo ha aseverado este jueves en una rueda de prensa el exconsejero regional de Transportes Pablo Rodríguez (CC) para afear la "mentira" y el "ridículo" que, a su juicio, ha hecho el actual titular del departamento, Sebastián Franquis (PSOE), al advertir en el Parlamento de que "es imposible" que se puedan ejecutar las 69 actuaciones del convenio de carreteras hasta 2027 con la financiación prevista de 1.200 millones de euros.

"Lo que está diciendo Franquis es una cortina de humo para no hablar de la tomadura de pelo del Estado respecto a la deuda que mantiene con Canarias en relación a este convenio. Nos deben más de 1.000 millones, de los que solo se han pagado 300 e ingresado en cuenta 100, y la realidad es que esta deuda es de 2012, de ahí que esta tardanza sea un doble castigo a los canarios", ha afirmado.

El máximo dirigente de CC en Gran Canaria ha añadido que existen cuatro sentencias del Supremo que dan la razón a Canarias desde 2018 y "todavía ni el 50 por ciento de esos fondos han llegado" a las arcas de esta comunidad autónoma, pese a que el Gobierno que preside Ángel Víctor Torres haya anunciado, "cinco o seis veces", que existe un acuerdo para que se pague.

El anterior consejero regional de Transportes ha recomendado a Franquis que se lea a tiempo los documentos y que priorice obras, al tiempo que ha garantiza que, como ha ocurrido en ediciones anteriores, "las que no se hagan de este tercer convenio se podrán colocar en el siguiente", como se ha hecho desde su existencia.

"Todos los convenios de carreteras suscritos con el Estado tienen un anexo de obras en todas las islas propuestas, fundamentalmente, por sus cabildos. Ni en el primer convenio ni en el segundo esas obras se han ejecutado al cien por cien porque se colocan en el convenio más obras de las que realmente se pueden llevar a cabo por una cuestión bien sencilla: muchas veces una obra que tiene consenso ahora, a lo mejor, dentro de tres años, cuando se va a llevar a cabo, no existe ese acuerdo social o ya no es prioritaria para la isla o para el conjunto de Canarias y, por lo tanto, se eligen otras", ha referido.

De esta forma ha destacado Rodríguez la flexibilidad que permite la figura del convenio frente a otras como el decreto-ley.

Como ejemplo de ello ha recordado que en la primera anualidad del vigente convenio, la de 2018, "se licitaron dos obras por más de 500 millones de euros -casi el 50 por ciento de su ficha financiera global-: la carretera de La Aldea y el anillo insular de Tenerife, que, sin embargo, se adjudicaron por unos 350 millones, lo que permitió destinar los 150 millones sobrantes a otras actuaciones".

"Esto siempre ha pasado. Hay una comisión bilateral que se reúne, como mínimo, todos los años y en la que se pueden modificar todos los aspectos del convenio. Si se puede firmar una adenda para incorporar al convenio vigente fondos extraordinarios, como la deuda, se puede modificar el anexo de obras", ha sentenciado Rodríguez, quien ha detallado que en el convenio anterior "se dejaron de hacer más de la mitad de las obras y se incorporaron al vigente, donde no hay obras nuevas o extraordinarias, sino las que no se ejecutaron" en la planificación anterior.

Para el líder de CC en Gran Canaria, "la realidad es que en el BOE no hay ni una referencia al pago" de la deuda contraída por el Estado con Canarias a cuenta de sus incumplimientos del convenio de carreteras y "lo que sorprende es la soberbia del Gobierno regional de no llamar a quien sabe" sobre este asunto. EFE

pcr

(foto)