EFESanta Cruz de Tenerife

Fernando Clavijo ha anunciado en su discurso tras ser elegido secretario general de Coalición Canaria (CC) en el VII Congreso Nacional del partido que los nacionalistas articularán una mayoría social que será "un gran muro de contención frente al atropello de Madrid".

"Con indignación estamos viendo que quieren hacer desaparecer las herramientas con las que queríamos construir nuestro futuro", dijo Clavijo en referencia a los derechos recogidos en el Estatuto y en el Régimen Económico y Fiscal, pero CC asume el compromiso de "frenar en seco" ese intento de "desmantelamiento".

"Canarias necesita de una fuerza nacionalista como Coalición Canaria para defenderla" y poder salir de la crisis sanitaria, social y económica, que se enfrente a "la desidia, la despreocupación y el ninguneo" del Gobierno, que muestra "la peor cara", dijo.

Fernando Clavijo dijo que la nueva ejecutiva seguirá trabajando para adaptar el partido a los nuevos tiempos, crecer y mantener la confianza de los ciudadanos, para "convertir en realidad una Canarias justa cohesionada, igualitaria y sostenible".

"Solo es posible avanzar si todas las islas vamos a la vez, sin una Canarias de primera y otra de segunda", un proyecto que es aplicable tanto para el archipiélago como para el partido.

"Hoy nos conjuramos para renovar nuestro compromiso con Canarias, con nuevas caras pero con el mismo espíritu", con la prioridad de "adaptarnos a una sociedad que no será la misma" tras la pandemia, que se encuentra con nuevos retos a los que hay que anticiparse, subrayó.

La crisis sanitaria, social y económica debe abordarse con responsabilidad y lealtad, para poder superarla cuanto antes, y para ello Canarias tiene que trabajar unida frente a Madrid: "todos a una, no nos doblegaron antes y tampoco ahora".

Mientras "unos están de brazos cruzados en los despachos, nosotros seguimos en la calle, escuchando" a todas las personas afectadas por esta crisis que a muchos "les está robando los sueños".

Esas personas deben saber que "no están solas, que hay una fuerza política canaria que les respalda y que seguirá dejándose la piel y alzando la voz", afirmó Clavijo.

El líder de CC, que fue presidente de Canarias de 2015 a 2019, denunció que el único objetivo del pacto de gobierno que los desalojó del ejecutivo hace año y medio (PSOE, NC, Sí Podemos y ASG) era "echar a Coalición Canaria".

"No hay proyecto común, solo les ha unido el deseo de acabar con el nacionalismo canario, pero nos han hecho más fuertes", aseguró Fernando Clavijo, y por eso CC asume el compromiso de "frenar en seco el desmantelamiento de nuestros derechos".

Acusó a los partidos del Gobierno de querer "hacer desaparecer las herramientas con las que queríamos construir nuestro futuro", el Estatuto y el REF, de despreciar "las leyes que votaron y nunca entendieron" y de desmantelar "uno por uno los derechos que conquistamos tras años de lucha".

"Pensábamos que eran derechos intocables, pero pretenden diluirlos como azucarillos", justo cuando más se necesitan para superar los efectos de la crisis, señaló Clavijo, pero afirmó que "CC nunca agachará la cabeza ni permitirá el abandono".

Los nacionalistas de CC "nunca sospechamos que iban a intentar destruir lo que tanto costó levantar, con el silencio cómplice de partidos incapaces de exigir y de reclamar" los derechos de los canarios, agregó.

Para Fernando Clavijo, "tanta responsabilidad tienen los que dan la espalda" a los canarios como "los que callan y lo permiten".

Pero aclaró que "si lo único que entienden son las matemáticas" Coalición Canaria va a trabajar "para que no les quede más remedio que entenderlo" y contra el desmantelamiento de derechos "vamos a poner la fuerza de los votos" y a "articular una mayoría social que defienda Canarias", que sea "un gran muro de contencion frente al atropello de Madrid".

"Asumimos el compromiso de no permitirlo, en la sociedad, en cada institución, en todos los ámbitos sociales, económicos y políticos se va a levantar una voz y una mano para defender a nuestras islas", proclamó. EFE

acp

(foto)