EFESanta Cruz de Tenerife

CC-PNC ha reclamado este martes que se adopten medidas inmediatas antes de que sea irreconducible "la peligrosa derivada" de la sanidad pública que, a su juicio, ha producido la gestión "de tierra quemada" de la consejera Teresa Cruz (PSOE) "al arrasar" con las políticas anteriores.

Los nacionalistas canarios critican en un comunicado, en relación con los datos de la lista de espera sanitaria de los últimos seis meses, la “peligrosa deriva” de la sanidad pública desde que asumiera la responsabilidad del área la socialista Teresa Cruz, y alude al creciente malestar de profesionales y pacientes.

Estos “alarmantes datos” evidencian “una pésima gestión que debe ser subsanada de forma urgente antes de que la situación sea irreconducible”, añade CC-PNC.

En su opinión Teresa Cruz "arrasó con todaslas políticas puestas en marcha por el anterior equipo a pesar de los buenos resultados en eficiencia y eficacia que estaba obteniendo”.

Los nacionalistas aseguran que el anterior consejero de Sanidad, José Miguel Baltar, revirtió la tendencia de los tiempos de espera y se lograron, gracias a una buena gestión en la que se implicó a todos los colectivos de profesionales y pacientes, una mejora que fue consolidándose poco a poco.

En esos dos años el tiempo de espera para una intervención quirúrgica se redujo en casi dos meses, alpasar de 186 días de espera media en diciembre de 2016 a los 127 días y se redujo en más de 7.700 personas los pacientes queacumulaban esperas superiores a seis meses, afirma CC-PNC.

Frente a esos datos que hablan de buena gestión, en tan solo seis meses Teresa Cruz "arrambló con todo lo que había en la Consejería", la cifra de pacientes en espera de una intervención quirúrgica se ha incrementado más de un 6%, mientras que el tiempo medio de demora se ha disparado casi un 10%, hasta alcanzar los 151 días de espera como media”.

Es decir, “bajo el Gobierno socialista los pacientes en lista de espera no solo son más, sino que tardan más días en operarse que hace seis meses”.

“Si, como muchos profesionales de la Sanidad, el contrato de la consejera fuera por prácticas de seis meses; ahora mismo, con esos datos, debería estar en la calle”, advierten los nacionalistas. EFE