EFESanta Cruz de Tenerife

La portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha afirmado este sábado que el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, regresó ayer de la Conferencia de Presidentes Autonómicos celebrada en La Rioja “con las manos vacías”.

En su opinión, todo que logró Torres arrancar al jefe del Ejecutivo estatal, Pedro Sánchez, "se puede resumir en deseos y buenas intenciones”.

Espino, en un comunicado, indica que el resultado de la conferencia para Canarias nada tiene que ver con el alcanzado por el presidente del Gobierno vasco, "cuya presencia en la cumbre celebrada en el municipio riojano de San Millán de la Cogolla sirvió para fijar el objetivo de déficit para este año y la capacidad de endeudamiento de las instituciones vascas".

En este sentido, Espino ha preguntado al consejero de Hacienda y vicepresidente del Ejecutivo canario, Román Rodríguez, “si va a decir algo sobre esta cuestión o va a continuar callado”.

La portavoz de Cs ha recordado que, desde incluso antes de que comenzara el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, periodo en el que Sánchez decidió reunirse todos los domingos con los presidentes autonómicos, Ángel Víctor Torres lleva solicitando autorización para que Canarias pudiera utilizar sus ahorros y endeudarse, “permiso que aún está pendiente de concretar y del que el jefe del Ejecutivo canario nada dijo ayer”.

Espino también ha mostrado su escepticismo en relación al reparto de los fondos de recuperación de la UE, pues “ni de las palabras de Sánchez ni de las de su ministra de Política Territorial, la canaria Carolina Darias, se puede deducir nada claro de cómo se van a distribuir”.

Para la parlamentaria de Cs, el presidente de Canarias tiene que cambiar de actitud ante su homólogo estatal, "si realmente quiere que las islas sean tratadas como se merecen, ni mejor ni peor que el resto, sino teniendo en cuenta sus singularidades”.

Espino indica que la experiencia de este año de legislatura es que no es así y, precisa que además de no puntualizarse asuntos como el superávit y el endeudamiento, todavía hay partidas pendientes de recibir, como los 500 millones del Convenio de Carreteras o los más de 80 millones del plan de infraestructuras educativas.EFE