EFESanta Cruz de Tenerife

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, ha pedido este martes estudiar la suspensión de las conexiones aéreas y activar más controles en las rutas marítimas con la isla.

Curbelo indica en un comunicado que estas medidas ya las ha trasladado al Gobierno de Canarias para su análisis y poder así canalizar la llegada de personas, únicamente, a través del puerto de la capital insular.

“Hay que evitar el movimiento de ciudadanos infectados, que aún siendo asintomáticos, pueden entrar a la isla”, explica,

Las medidas propuestas incluye la realización de pruebas diagnósticas rápidas en las rutas marítimas y la toma de temperatura, de tal forma que si se localiza un positivo sea puesto en cuarentena antes de recalar en La Gomera.

“La solución pasa porque en los barcos se organicen equipos de diagnóstico, que serían capaces de realizar el test al pequeño grupo de pasajeros que en estos días hacen uso del servicio”, agrega.

El dirigente insular insistió en que “es momento de pensar en la gente”, por lo que apeló a la dotación de más recursos a las administraciones locales y definir la autorización para usar el superávit.

Curbelo considera que hay que dar una respuesta social a las familias, desempleados, personas dependientes, autónomos o pymes, aquellos colectivos que son los que peor lo están pasando en estos momentos.

En cuanto a las medidas de movilidad, hizo un llamamiento a su cumplimiento y evitar salidas innecesarias de las casas, debido a la detección de ciudadanos que acuden hasta en cinco ocasiones a los supermercados en un mismo día.

Curbelo también ha pedido a la dotación de más material sanitario para hacer frente a las necesidades que se detecten en la isla.

Por este motivo, ha asegurado que “gran parte de los esfuerzos están dirigidos a conseguir más mascarillas, respiradores, geles antisépticos, hisopos y la llegada de kits PCR de diagnóstico”.

Asimismo, se ha mostrado preocupado por la cifra de sanitarios contagiados contabilizados en las islas y ha asegurado que hay que trabajar por dotar del material sanitario necesario y suficiente a los centros hospitalarios y residencias de mayores, entre otras infraestructuras más vulnerables, para proteger tanto a los propios trabajadores, como a los usuarios y pacientes. EFE

spf