EFELas Palmas de Gran Canaria

El delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, ha expresado su confianza en que las diferencias políticas actualmente existentes en España "puedan superarse con el mismo espíritu y voluntad de consenso que alumbró nuestra Carta Magna".

En su opinión, la Constitución es el mejor marco para la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos, está plenamente vigente y hace falta defender el entendimiento y consenso que supuso su aprobación, según ha indicado León en un acto con motivo del Día de la Constitución celebrado en Las Palmas de Gran Canaria.

"El sentimiento constitucional, consciente o a veces inconscientemente, está hondamente asentado en nuestras actitudes porque la Constitución es el alma viva de nuestra democracia, una democracia que no tiene vuelta atrás en el sentir y las conciencias de las personas que viven en nuestro país", ha asegurado el delegado del Gobierno.

La sociedad afronta problemas como el desempleo, la desigualdad, las personas dependientes, el cambio climático, la violencia machista o la inmigración, "pero unidos seremos capaces de superar cuantos obstáculos y dificultades encontremos en el camino, seremos capaces de ir solucionando los problemas que nos preocupan ahora, y, de poner los cimientos para un mejor nivel de vida y bienestar de las generaciones futuras".

León ha destacado también que "nunca antes en nuestra historia se había diseñado y construido una arquitectura territorial con tan profunda descentralización del poder político".

Sin embargo, la España de hoy es muy diferente a la de 1978, por lo que, en su opinión, es conveniente mejorar y reforzar la Constitución para "adaptarla a los tiempos actuales y con vocación de futuro, tal y como, lo han hecho, todos los países de nuestro entorno".

La sociedad está siempre en constante evolución y con ello sus leyes, pero "cualquier cambio solo será posible atendiendo a estos dos conceptos: respeto a la ley y dialogo", considera el delegado del Gobierno.

Asimismo, cree que "no debemos olvidar nunca la gran lección histórica para la sociedad española que representó la aprobación de la Constitución Española, ni el esfuerzo realizado entonces en llevar a cabo una verdadera negociación, presidida por una encomiable voluntad de consenso y de respeto a la pluralidad".

Para León, la democracia española es fuerte precisamente por el acierto que supuso apostar mayoritariamente por un nuevo modelo de convivencia y de organización del Estado.

La búsqueda del bien común y la defensa del interés general deben ser objetivos prioritarios, según el delegado del Gobierno, para que la solidaridad y el Estado del Bienestar sean el eje central de las políticas públicas.

"Hoy, como ayer, tenemos que seguir avanzando para alcanzar mayores cotas de libertad y progreso, porque nuestra sociedad es dinámica y activa, exige que perfeccionemos nuestro sistema democrático y que la participación y la transparencia sean los instrumentos comunes para asegurar nuestra convivencia", ha deseado León.

Con motivo del Día de la Constitución, la Delegación del Gobierno en Canarias ha distinguido a la Fundación César Manrique y a la Fundación Pedro Zerolo por la defensa de los valores constitucionales. EFE

as

(foto)