EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias ve inevitable una corrección de los tipos impositivos porque la recaudación fiscal "sigue muriéndose" y el Ejecutivo no está dispuesto a renunciar a su programa social ni a reducir los servicios públicos, advirtió su portavoz, Julio Pérez (PSOE).

El portavoz indicó en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno que el consejero de Hacienda, Román Rodríguez, ha advertido de que hay que estar "atentos y vigilantes" a no incurrir en déficit ni incumplir la regla de gasto, por lo que se debe mantener "la guardia alta" en ambos parámetros.

Ello se debe a que la recaudación "sigue muriéndose" y va a ser difícil que se recupere según las previsiones del anterior Ejecutivo autonómico, por lo que lo más probable será la introducir "medidas de corrección" de los tipos, reiteró Pérez.

Añadió no obstante que para el Gobierno canario es una buena noticia el que el Estado pueda transferirle los 223 millones de euros de entrega a cuenta de la financiación autonómica, cantidad a la que confía en sumar la de 37,5 millones correspondientes a la adenda 2017 del convenio de carreteras con Fomento.

Ambas cifras "vendrían bien" para alcanzar el equilibrio entre ingresos y gastos, continuó el portavoz, quien indicó que si no se retocan los tipos impositivos se producirá una reducción en los servicios públicos esenciales y esto "no se sostiene".

Afirmó también Julio Pérez que el anteproyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2020 será presentado en el próximo Consejo de Gobierno, que previsiblemente se celebrará el 17 de octubre en Las Palmas de Gran Canaria.

Subrayó que el Gobierno de Canarias cumplirá el calendario establecido al efecto, de forma que el proyecto presupuestario entre en el Parlamento autonómico el 30 de octubre.

Este dato es importante, destacó el portavoz, porque Canarias no se plantea, como otras comunidades autónomas, retrasar su tramitación presupuestaria para que no coincida con la campaña electoral, e insistió en que esta posibilidad se prestaría "a muy malas interpretaciones". EFE