EFELas Palmas De Gran Canaria

Los Ministerios de Política Territorial, Interior y Transición Ecológica ayudarán con 6 millones de euros a reparar los daños materiales y medioambientales que causaron los incendios del pasado verano en Gran Canaria, que afectaron a 10.000 hectáreas e implicaron un gasto de 41 millones.

Así lo ha anunciado este viernes en Las Palmas de Gran Canaria la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, tras reunirse con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el del Cabildo de esta isla, Antonio Morales, y los alcaldes de los municipios afectados por estos fuegos: Moya, Agaete, Valleseco, Gáldar, Tejeda.

Para ayudar a la reparación de las infraestructuras municipales o carreteras dañadas por estos incendios de agosto de 2019, el Ministerio de Política Territorial prevé transferir en las próximas semanas 4,3 millones de euros a las administraciones afectadas.

Así, el Cabildo de Gran Canaria recibirá 1,4 millones, mientras que al Ayuntamiento de Moya destinará 42.000 euros; al de Agaete, 355.000 euros, al de Valleseco, 11.000; a Tejeda, 2,4 millones de euros; mientras que Gáldar recibirá 70.000 euros.

A estas ayudas se suman otros 500.000 euros concedidos por el Ministerio del Interior para la reparación de viviendas, más un millón de euros que otorga el Ministerio de Transición Ecológica para actuaciones que contribuyan a la reparación del suelo afectado por el fuego.

Tanto Morales, como Darias y Torres han coincidido en resaltar que las administraciones -estatal, regionales, insulares y locales- "lo pusieron todo para atajar estos incendios" con un espíritu de coordinación, unidad y solidaridad que, a su juicio, debe servir de ejemplo en otros ámbitos institucionales donde prima la crispación.

"Fue una auténtica prueba de fuego que se saldó con altísima nota por la unidad de acción. Se compartió el dolor y la alegría en un movimiento de solidaridad y de defensa de nuestra tierra", ha aseverado el presidente Torres.

Carolina Darias ha subrayado que una de las prioridades de su Ministerio ha sido agilizar la concesión de este tipo de ayudas por catástrofes, cuya tramitación ha sido hasta ahora "bastante lenta", como muestra el hecho de que se estén pagando ahora las relativas a desastres ocurridos en 2018.

Por eso, en mayo aprobó una resolución que permitirá abonar en semanas las ayudas para los incendios declarados el pasado verano en Gran Canaria, pero también las que este Ministerio concederá a las administraciones afectadas por los fuegos ocurridos en Tenerife en febrero de este año, según ha avanzado.

"Es la primera vez que en un año se entregan este tipo de ayudas", ha aseverado la ministra, que prevé, por este motivo, visitar próximamente al presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín.

El presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales, ha recordado que esta corporación destinó una primera partida de seis millones para ayudar a los ayuntamientos, comercios, familias y fincas rústicas afectadas por los fuegos del pasado verano, a la que luego sumó otra de 20 millones dirigida a recuperar infraestructuras públicas.

El presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, ha precisado que el gasto económico que tuvo que afrontar la administración regional para paliar los daños producidos por esta catástrofe fue de 14 millones de euros. EFE

pcr

(foto)