EFESanta Cruz de Tenerife

El Consejo de Gobierno de Canarias ha acordado este lunes aumentar en casi 80 millones de euros los fondos que aporta a los cabildos insulares para las áreas de dependencia y discapacidad en los próximos tres años y, además, ha incrementado el "coste precio plaza" para atención residencial.

Según ha informado después de una reunión del Consejo de Gobierno de Canarias la portavoz en funciones del Ejecutivo, Rosa Dávila, también se aportarán fondos, unos 9 millones de euros, para sufragar el transporte de mayores a los recursos diurnos y aumentar el número de plazas y servicios en general.

Para Dávila este acuerdo adoptado supone una parte "muy importante" del desarrollo de la ley de Servicio Sociales que el Gobierno autonómico se había comprometido a realizar tras ser aprobada esta norma por unanimidad en el Parlamento de Canarias.

Así, según la portavoz, se da un paso "muy importante" porque se actualizan los servicios descentralizados y se atienden las demandas del tercer sector porque "da mucha más estabilidad" y, asimismo, se actualizan los costes.

También se ha aumentado el precio de la plaza en función de si son residenciales o de centro de día de discapacidad y se ha incluido una partida específica de dos millones para salud mental.

La partida aprobada se incrementará en cerca de 22 millones en 2019 y alrededor de 29 millones en 2020 y 2021.

Se trata de una decisión adoptada tras un acuerdo con la Federación Canaria de Islas (Fecai) que se rubricó en febrero y los fondos anuales se consolidarán en cada ejercicio.

La consejera en funciones de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, ha resaltado que con este desarrollo se iniciará la aplicación de los conceptos "más importantes, prioritarios y urgentes que establecía la ley".

Valido ha valorado que estos fondos se distribuyan a través de un convenio plurianual y no anual, como habían demandado diversos colectivos.

La consejera también ha anunciado 856 nuevas plazas de teleasistencia, unas 21.580 horas más de promoción a la autonomía, y un total de 93.230 horas de ayuda a domicilio, lo que supone a su juicio una serie de mejoras "importantísimas" que las entidades pedían y que supone "enorme estabilidad, tranquilidad y un balón de oxígeno para las entidades que atienden a personas dependientes y con discapacidad".

Desde este ejercicio también al sector de mayores se le suman 234 plazas residenciales y 204 plazas diurnas en cuanto a dependencia.

De discapacidad habrá 123 nuevas plazas residenciales y 168 de carácter diurno.

Con respecto a los costes del precio por plaza aumenta en función de cada tipo, lo que supone un incremento del 9,40 por ciento al 24,55 en las residenciales y de día vinculadas a la discapacidad, un concepto para el que se destinan 11 millones de euros.

Aumentan asimismo el coste-precio de las plazas en residencias de mayores en un 16,4 por ciento.

En estas subidas, que implican una mayor aportación del Gobierno de Canarias, se ha aplicado una subida del IPC del 1,4 por ciento para todo tipo de plazas, una demanda que los cabildos insulares habían realizado en varias ocasiones.

Entre otros objetivos que pretende cumplir este acuerdo del Consejo de Gobierno se encuentra aumentar el número de personas a las que se ha reconocido la situación de dependencia y el derecho a una prestación, ampliar la contratación de nuevo personal financiado por la comunidad autónoma, flexibilizar el número de horas máximo del servicio de promoción de la autonomía personal e incrementar el número de plazas públicas y aumentar de esa forma la oferta. EFE