EFELas Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias "sigue manteniendo una mano tendida" para llegar a un acuerdo que permita poner fin a la huelga iniciada este lunes por los empleados públicos temporales e interinos de la administración autonómica, ha manifestado la directora general de Función Pública, Laura Martín.

El seguimiento del paro ha sido del 3,63 por ciento de los 7.956 trabajadores convocados a la huelga, ha dicho Martín.

Asimismo, ha destacado que es necesario respetar la legalidad vigente, por lo que la exigencia de los trabajadores de que sus puestos se conviertan en fijos sin pasar por un concurso oposición no es posible.

"La Constitución establece los principios de igualdad, capacidad y mérito en el acceso a la función pública", por lo que la sentencia europea que los sindicatos esgrimen para un acceso restringido no se puede aplicar, ya que vulnera la Carta Magna, ha asegurado Martín.

"El marco se mantiene", pero el Gobierno de Canarias ofrece, como hasta ahora, la posibilidad de negociar las bases de ese concurso oposición, algo a lo que una parte de los sindicatos se niega.

"En las bases se puede ser flexible", ha dicho Martín, quien ha convocado al comité de huelga para el próximo miércoles con el fin de acercar posturas.

Martín ha insistido en que no ha habido falta de negociación, tal como algunos representes sindicales aseguran, y ha destacado que, de los cinco sindicatos con representatividad, tres apoyan la posibilidad de un acuerdo.

Los paros están convocados por los sindicatos Sepca, Intersindical y Co.bas., mayoritarios en la Administración autonómica, además de la Plataforma de empleados públicos en fraude de ley de Canarias (Pefralca).

Respecto a la condición puesta por los convocantes del paro de que solo negociarán con el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez y no con la dirección general de la Función Pública, Martín ha dicho que el comité de huelga elige a sus representantes y el Gobierno de Canarias a sus interlocutores. EFE