EFELas Palmas de Gran Canaria

La consejera canaria de Cultura, María José Guerra (PSOE), ha defendido este lunes que el proyecto para transformar la montaña de Tindaya (Fuerteventura) en el monumento que soñó Chillida es "un ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas", una idea "fallida que quedará para el análisis".

"Hay mucha historia detrás de ese proyecto y de su contestación", ha señalado Guerra al ser preguntada por las reticencias del nuevo equipo de gobierno del Cabildo de Fuerteventura a seguir adelante con él, para después enfatizar que acometer una idea de esa envergadura requiere de "aprobación social", algo que no se ha dado.

Aunque considera que "como manifestación artística" el proyecto del desaparecido escultor vasco "es legítima", la consejera canaria también piensa que las vías para llevarlo a cabo "son dudosas", en especial en lo que atañe a "la identificación del artista con la isla y su paisaje", que son elementos "de una complejidad enorme"

A su juicio, esas condiciones "en el proyecto de Tindaya no se daban", por lo que "se ha fallado estrepitosamente"; sobre todo, "a nivel de deliberación para el consenso social".

La misma idea ha subrayado el viceconsejero de Cultura de la comunidad autónoma, Juan Márquez (Podemos), que se ha expresado "radicalmente en contra" del proyecto y ha pedido esperar "a que el Cabildo pueda resolver la situación".

El rechazo a la propuesta de vaciar parcialmente Tindaya para transformarla en una gigantesca escultura, ha indicado Márquez, "está en la línea de trabajo también del Parlamento de Canarias", favorable "a la protección de espacios naturales con alto valor patrimonial y etnográfico", como es el caso de esa montaña.

Estos parajes "deben estar blindados ante cualquier intento de modificar la naturaleza y lo que los aborígenes han creado en ellos", ha defendido el viceconsejero, quien cree no es válido "crear una obra de arte sobre lo que ya tiene valor en sí mismo".

Márquez ha abogado por respetar al Cabildo de Fuerteventura y al debate que ha abierto el anuncio realizado por su consejero de Patrimonio Histórico, Andrés Briansó (también de Podemos), pero también ha opinado que "puede darse por fracasado un proyecto" en el que se "han invertido más de 20 millones y no se ha hecho nada".

Estas declaraciones, ofrecidas en el marco de la presentación del Festival de Música de Canarias, se producen después de que el pasado día 6 el consejero de Cultura y Patrimonio Histórico y portavoz de Podemos en el Cabildo de Fuerteventura, Andrés Briansó, anunciase que se descartaba el proyecto del escultor vasco Eduardo Chillida, con el objeto de defender el Monumento Natural Montaña de Tindaya.

El anuncio de que se dará carpetazo a la idea de Chillida y se protegerá toda la montaña ha sido aplaudido por las asociaciones ecologistas, pero también se ha encontrado con el rechazo de la patronal turística de Fuerteventura, que lo considera necesario para el futuro del sector en la isla. EFE

1011668

lbl/jmr

(foto)