EFESanta Cruz de Tenerife

El Consejo del Gobierno de Canarias ha aprobado este martes destinar 29 millones de euros a la empresa pública Grecasa, que gestiona la recaudación de impuestos en el archipiélago, para que el sistema recaudatorio funcione “mejor”.

El portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez (PSOE), ha anunciado asimismo en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno que la consejería de Hacienda dispondrá de algo más de dos millones de euros para su sistema informático.

Los casi 30 millones de euros se desglosan entonces en dos partidas de 14,3 millones para este fin en el 2020, 14,6 para el 2021 y de los “dos millones y pico”, según el portavoz, para el sistema informático de cobro de tributos de la consejería de Hacienda.

La partida de 14 millones de euros anuales se mantiene con respecto a años anteriores, por lo que, según Julio Pérez, el “refuerzo” se concentra en que Grecasa funcione “muy bien”, un propósito que comparte todo el Gobierno.

Y especialmente el consejero de Hacienda, Román Rodríguez, quien insiste en que se debe de extender la base de población que paga impuestos y que además hay “espacio” para ello en las islas, según Julio Pérez.

“No significa que se paguen más o menos impuestos, sino lograr que pague todo el que tenga que pagar”, ha subrayado Julio Pérez, para quien es importante asimismo el debate en torno a la financiación de los propios gastos.

Porque, para el portavoz gubernamental, cuando un sistema recaudatorio es “injusto”, esa injusticia es equivalente a la de un impuesto “excesivo o inadecuado”.

Un sistema recaudatorio “mejorable”, ha puntualizado Julio Pérez, porque si los impuestos no han subido hasta ahora y la economía tampoco va mejor, los últimos datos de la Agencia Tributaria que reflejan un aumento de la recaudación solo pueden responder a que la propia agencia “funciona mejor”.

“Hay que cobrar a todo el que tenga que pagar”, ha remarcado, aunque eso no suponga, a su juicio, una “amenaza” del Ejecutivo a la sociedad y a las empresas ni un “afán de persecución” ni de “ensañamiento” con los contribuyentes, sino de "justicia tributaria".

Preguntado por si el problema recaudatorio radica en los ciudadanos o en las empresas, Julio Pérez ha matizado con que el Gobierno no ha llegado a detallar ese asunto.

Ha recordado en esa línea que la gestión recaudatoria no se realiza directamente mediante la Agencia Tributaria sino “por encargo” de la misma a una empresa pública, en este caso Gestión Recaudatoria de Canaria (Grecasa).

A Grecasa, ha continuado el portavoz, se le encomienda la recaudación, pero también las notificaciones o las diligencias de embargo; es decir, una parte “importante” del trabajo del cobro total.

Y ha apostillado que la labor de Grecasa cuesta 1,2 millones de euros mensuales a las arcas públicas y “se parece de lejos” al consorcio de tributos que realiza una gran parte de los Ayuntamientos de Canarias, ha dicho Pérez, que evita fijar bases imponibles o valores catastrales ya que tan solo se dedica a cobrar.

Todo ello en una reunión del gabinete que ha alcanzado acuerdos de carácter “administrativo” y no tanto “político”, dado que el pleno del Parlamento de Canarias continúa hoy. EFE

rrc/spf

1011824