EFESanta Cruz de Tenerife

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, ha valorado este martes que el Estado mejore los servicios de dependencia gracias al acuerdo sobre criterios comunes de acreditación y calidad de los centros y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

La consejera, en comisión parlamentaria, ha detallado que este acuerdo, aprobado en junio, mejora muchos de los servicios que se prestan a las personas dependientes, por lo que el Gobierno de Canarias está a favor del mismo a diferencia de las comunidades gobernadas por el PP.

A su juicio, las comunidades que votaron en contra son las que deberán de explicar "por qué se oponen a mejorar la calidad de vida de los dependientes".

Asimismo, ha señalado que este acuerdo encaja muy bien con el modelo de Canarias y recoge las especificidades insulares, el papel que juegan los cabildos y, al mismo tiempo, ofrece un marco temporal creíble para adaptación de los centros sociosanitarios y suficiencia financiera para poder hacer realidad este modelo de cuidados.

En su opinión, las personas quieren quedarse en sus casas, por ello el acuerdo del Gobierno central apuesta por la atención domiciliaria, por los centros de día y por la teleasistencia.

La diputada de CC, Cristina Valido, que le ha preguntado a la consejera por este asunto, ha señalado que el motivo por el que algunas comunidades votaron en contra, entre ellas Castilla La Mancha, del PSOE, es porque el acuerdo contiene "poca realidad y mucha demagogia" y es "una vez más, yo invito y pagan otros".

"Nadie esta en contra de que se mejoren ratios, pero no se puede plantear algo sin financiación clara", ha manifestado Valido, quien ha recordado que las comunidades pagan el 80% del coste de los recursos residenciales.

A este respecto, la consejera ha insistido en que se dispondrá de financiación.