EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, está gestionando la compra de 280 viviendas para alojar a las familias que han perdido sus casas por la erupción del volcán de La Palma.

De esa cantidad total, 257 viviendas son de nueva construcción, acabadas o a punto de terminarse, y las 23 restantes, de una nueva promoción que el Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) está finalizando en el municipio de El Paso y que cederá para hacer frente a esta emergencia habitacional.

El consejero Sebastián Franquis señala en un comunicado que la empresa pública Visocan está realizando un análisis sobre el terreno para localizar y contactar con todos los propietarios de viviendas vacías que hay en la isla en estos momentos.

Fruto de este trabajo se ha determinado que puede comprarse y ponerse ya a disposición de los vecinos afectados un primer lote de algo más de un centenar de viviendas en el próximo octubre.

Además, el personal de Visocan también ha localizado una docena más de promociones que sumarían al menos otras 150 viviendas que podrían estar disponibles para finales de año o principios de 2022.

Franquis indica que con los contactos con propietarios de viviendas semiacabadas y acabadas "se podría afrontar la emergencia habitacional más inmediata, aunque la realidad hay que ir midiendo semana a semana".

Por eso, su departamento seguirá buscando viviendas y si el número de personas sin casa aumenta, pondría en marcha "otras alternativas con las que ya contamos".

Entre los propietarios de estas viviendas se encuentra una entidad bancaria.

Para iniciar esta adquisición urgente de nuevos hogares la Consejería dispone de una partida cercana a los tres millones de euros de fondos propios, a los que habría que sumar las partidas específicas para vivienda que lleguen de la UE y del Gobierno de España, que ya ha anunciado la aprobación de un Real Decreto para ayudar a La Palma.

"Estamos a la espera de que se apruebe ese Real Decreto el próximo martes, que será fundamental para la reconstrucción, ya que desde el Ministerio nos han adelantado que incluirá un paquete de medidas para agilizar las ayudas, así como la compra de vivienda y para agilizar también la propia construcción de viviendas en un futuro", añade el consejero.

Franquis destaca también que la gran mayoría de los desalojados por la erupción del volcán han sido trasladados a alojamientos turísticos, y a muchos de ellos el Gobierno de Canarias estudia también ofrecerles una vivienda provisional para cubrir sus necesidades más urgentes hasta darles una solución definitiva con un nuevo hogar.

Esta solución provisional pasaría por la adquisición, por la vía de urgencia, e instalación de módulos o casas prefabricadas.

El Gobierno de Canarias ha pedido presupuesto y plazos de entrega a varias empresas especializadas en este tipo de viviendas prefabricadas para, si fuera necesario, instalarlas en La Palma de manera provisional.

Franquis insiste en que "lo fundamental ahora es la compra de viviendas, para atender la emergencia habitacional", pero si la demanda va en aumento "habrá que plantearse también la opción de las casas prefabricadas".

El consejero mantendrá el próximo lunes una reunión en La Palma con el Cabildo y los alcaldes de los tres municipios más afectados (El Paso, Los Llanos de Aridane y Fuencaliente) para tratar asuntos relacionados con la reconstrucción de las infraestructuras viarias dañadas por el volcán.

Pero, sobre todo, para gestionar las nuevas viviendas que necesitarán las familias que han perdido sus hogares debido a los efectos del volcán, y la disponibilidad de suelo que tienen esos ayuntamientos para construir nuevas casas en su territorio.

La Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias anunció este miércoles que liberará de manera inminente los fondos precisos para la adquisición de las primeras 73 viviendas que, previo acondicionamiento, se pondrán a disposición de los afectados en La Palma por la erupción volcánica en Cumbre Vieja.

Según informó el consejero de Hacienda, Román Rodríguez, se trata de dos promociones privadas que actualmente se encuentran vacías, una de ellas en el casco urbano de Tazacorte, con 44 viviendas, y otra en la Montaña de Tenisca, en Los Llanos de Aridane, con otras 29. EFE

jmor/rdg