EFESanta Cruz de La Palma

El Gobierno canario ha aprobado este vienes una partida global de once millones de euros para ofrecer ayudas de emergencia a empresas y personas que han quedado en situación de vulnerabilidad por la erupción del volcán de La Palma y la apertura de una oficina permanente para ofrecer apoyo multidisciplinar a los afectados.

Así lo ha anunciado el presidente regional, Ángel Víctor Torres, tras una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno en La Palma, que ha ratificado la decisión de adquirir viviendas en la isla para los vecinos que han quedado sin casas debido a la erupción, para lo que se empezará a hacer uso, dada la emergencia, de los 39 millones consignados para estos fines en todo el archipiélago.

Además de estudiar otras posibilidades para atender esta emergencia habitacional, como las que pueden ofrecer las unidades modulares o los cruceros, si fuera necesario, el Ejecutivo canario ha iniciado este viernes el estudio de mecanismos legislativos que permitan acometer una nueva ordenación del suelo que posibilite, a los vecinos que así lo deseen, tener cerca de su entorno habitual su nueva vivienda.

El Gobierno canario ha pedido al Ejecutivo nacional la declaración de La Palma como zona catastrófica en su conjunto, algo que, según ha avanzado este viernes su titular, Pedro Sánchez, de vuelta en la isla tras su viaje a Nueva York, aprobará el martes el Consejo de Ministros.

Como la lava avanza y puede llegar al mar, dejando incomunicado al sur de La Palma, el Gobierno canario habilitará el uso alternativo de vías terrestres ante esa eventualidad, ha informado Torres.

El presidente canario ha destacado que las dos únicas personas con movilidad reducida que quedan en el albergue habilitado para dar cobijo a los afectados por esta erupción serán ubicadas en esta jornada en centros sociosanitarios, y que estas instalaciones, en las que otra veintena de usuarios ha preferido quedarse, permanecerán abiertas para dar una primera atención a quien lo necesite en adelante. EFE