EFELas Palmas de Gran Canaria

El Gobierno canario recaudó 787,6 millones menos de lo previsto en 2020 debido a la pandemia de coronavirus y 557,6 millones de euros menos respecto a 2019, lo que supuso una diferencia de un 21,42 %, según ha avanzado este lunes el consejero de Hacienda, Román Rodríguez (NC).

En una rueda de prensa en la que ha comparecido junto al viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado, y gran parte de su equipo, Rodríguez ha destacado que pese a ser un año "muy complicado" el 2020, el Gobierno canario fue capaz de gestionar los presupuestos y conseguir ejecutar el 96,61 % de las cuentas autonómicas, según los datos provisionales.

El también vicepresidente de Gobierno ha recalcado que la ejecución provisional de las cuentas de 2020 supera tanto la de 2019, que fue del 92,34 % y que estuvo marcada por las elecciones autonómicas, como la de 2018, un ejercicio que se desarrolló con normalidad y que se situó en el 94,54 %.

Rodríguez ha señalado que son datos provisionales y que se estima que mejorará la ejecución presupuestaria cuando se produzca el cierre de la cuenta general el próximo mes de junio.

El consejero de Hacienda ha insistido en que 2020 fue un año marcado por la pandemia y que las administraciones públicas, debido al estado de alarma, vieron paralizada su actividad ordinaria durante 13 semanas, por lo que ha destacado los esfuerzos de gestión en la contratación, que cayó en un 25 % en el primer trimestre pero en el cómputo anual subió un 2,5 % respecto a 2019.

Este incremento en la contratación se debió a la necesidades que planteó la pandemia y que requirieron una respuesta urgente, ha indicado el consejero.

En el capítulo I de Personal, ha recordado que en el área sanitaria se efectuaron más de 4.300 contrataciones de efectivos y en educación también se realizó un esfuerzo extraordinario de otras 3.000 contrataciones para asegurar el inicio del curso, pues se precisó de más personal para poder ofrece las clases presenciales con garantías.

Rodríguez ha hecho hincapié en que la ejecución presupuestaria se eleva a al 104,3 % si se tiene en cuenta que al presupuesto inicial de 8.006 millones de euros se le añadieron nuevo recursos no financieros por 788,3 millones de euros, y lo gastado ascendió a 8.415 millones de euros.

Delgado ha asegurado además que el dinero no ejecutado en 2020 no se perderá y que ello es debido a la flexibilidad en la aplicación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que el Gobierno de la Nación debe modificar para que el ahorro se aplique en los servicios públicos fundamentales.

El consejero de Hacienda ha recordado que 165 millones de euros de estos remanentes se destinarán a financiar las ayudas directas a las pymes, aunque el Gobierno tratará de que estas partidas sean asumidas por los fondos europeos que se destinarán a paliar los daños provocados por la crisis.

De los 557,6 millones de euros que se han dejado de ingresar, según los datos de la Agencia Tributaria Canaria, 200,9 millones de euros corresponden a tributos cedidos y propios del Gobierno canario, y 356,8 al Bloque de Financiación Canario, que comparte con los cabildos y ayuntamientos.

De este bloque, las corporaciones locales perdieron 206,9 millones de euros, y las arcas autonómicas, 149,8 millones, si bien la pérdida de ingresos tributarios de la comunidad autónoma fue de 350,7 millones respeto a lo presupuestado.

Rodríguez ha destacado que las corporaciones locales negocian con el Ministerio de Hacienda una compensación por estas pérdidas, ya que comunidad autónoma no tiene capacidad para ofrecérsela. EFE

cda/jmr

(foto)