EFESanta Cruz de Tenerife

El consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, corroboró este lunes que el ejecutivo va a intentar conseguir financiación europea para la construcción de los trenes de Gran Canaria y Tenerife, pese a las dudas de Podemos y del PP y, sobre todo, de Coalición Canaria.

Franquis aseguró en una comparecencia en comisión parlamentaria que la posible participación europea de esos proyectos, cuyo coste puede superar los 3.800 millones de euros, "nada tiene que ver" con el fondo de recuperación de la UE por la crisis sanitaria, sino que estaría a cargo del mecanismo europeo de financiación de infraestructuras para movilidad sostenible.

Según Franquis, estos trenes desde las capitales de Gran Canaria y Tenerife al sur de las islas no son una prioridad para el Gobierno regional, sino "una oportunidad" para obtener financiación para los dos únicos grandes de proyectos de transporte que están listos para licitarse y por tanto para ser sufragados en parte por la UE.

De no concurrir Canarias a la obtención de esa financiación europea, el dinero iría para otros países o para otras regiones, y de ninguna manera para sanidad, educación o políticas sociales, afirmó.

Por eso, consideró fruto de la "demagogia" y del "populismo" la posición de CC-PNC, cuyo diputado Mario Cabrera dijo que, aunque su partido es favorable a los trenes, no son la prioridad en estos momentos críticos, en los que la economía canaria necesita la financiación europea debe destinarla a cambiar el modelo económico y social o para infraestructuras educativas y sanitarias.

El representante del PP Manuel Domínguez reiteró su respaldo a los proyectos de trenes, pero también cuestionó su oportunidad en estos momentos, en los que defendió que se necesitan inversiones que creen empleo en el corto plazo y mejoren la conectividad de las islas entre sí y con el exterior por puertos y aeropuertos.

Sebastián Franquis logró el apoyo expreso a la construcción de los trenes de tres de los cuatro partidos que apoyan al Gobierno (PSOE, NC y ASG), mientras que Sí Podemos mostró dudas.

El portavoz de Sí Podemos, Manuel Marrero, indicó que las reservas de su grupo no son porque su partido apoye el tren en Gran Canaria pero no en Tenerife, sino porque se trata de un asunto "poliédrico" en el que "hay que buscar consenso", y recordó que el Ayuntamiento de La Laguna se opone, como su partido, a la ampliación del tranvía a Los Rodeos sin participación del municipio y de los vecinos.

Marrero alertó de que destinar "una cantidad de fondos tan ingente" a solo dos proyectos puede dejar sin financiación cuestiones que son más importantes para la población, porque se ponen "todos los huevos en la misma cesta" en lugar de ir "sentando las bases" para una diversificación económica.

El consejero acusó a Mario Cabrera de demagogia, de populismo, de no saber "de lo que habla", de "falta de respeto" y de "insultar la inteligencia de los canarios" por plantear que el dinero de los trenes podría destinarse a otros cometidos como educación, sanidad o políticas sociales, ya que los 28.000 millones de euros de fondos europeos son para infraestructuras para movilidad sostenible.

"Nuestra responsabilidad es pelear para que esos fondos se destinen a Canarias en vez de a otros países y regiones", subrayó Franquis, e insistió en que esta financiación es independiente del plan de recuperación europea por la crisis sanitaria.

Mario Cabrera, de CC-PNC, insistió en que en plena crisis sanitaria, social y económica por el covid es sorprendente que el Gobierno de Canarias quiera destinar 3.800 millones de euros a la construcción de los dos trenes.

"No estamos en contra del transporte colectivo, pero no es el momento" de acometerlos poniendo como "excusa" la enfermedad del covid, dijo Cabrera, y se sorprendió del contraste entre "el discurso de economía verde o azul" del Gobierno de Canarias cuando esto parece "desarrollismo".

"Europa pone en marcha un plan sin precedentes para cambiar de modelo económico y social, así que es una sorpresa no grata que la primera iniciativa es que de 5.000 millones que puede recibir Canarias 3.800 se van a dos trenes", denunció.

Melodie Mendoza, de ASG, mostró el apoyo de su partido a los trenes, pero reclamó que en próximas inversiones con financiación europea se tenga en cuenta que en Canarias hay ocho islas y debe haber un "equilibrio inversor". EFE

acp/spf

(foto)