EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias ha cambiado de idea y ha anunciado este miércoles que retendrá del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) en 2019 únicamente 48 millones de euros, en lugar de los 100 millones previstos inicialmente, tras llegar a un acuerdo con los cabildos insulares.

El consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, anunció en una comparecencia en comisión parlamentaria que para 2020 se mantiene sin embargo la retención de 80 millones de euros que aplicará el Gobierno de Canarias al Fdcan para incorporarlos al presupuesto del próximo año.

El Fdcan, dotado con 1.600 millones de euros, fue creado en 2016 con una vigencia de diez años, a razón de 160 millones anuales, para que las corporaciones insulares y locales acometieran inversiones destinadas en teoría a diversificar la economía, cambiar el modelo productivo, generar empleo y promover la cohesión territorial.

Pero ante los retrasos y dificultades en la ejecución de los fondos por parte de las corporaciones, el nuevo ejecutivo regional pidió a los cabildos, sin cuestionar la financiación total de 1.600 millones, reprogramar la transferencia de fondos a las corporaciones y alargar los plazos, para así poder financiar servicios públicos y políticas sociales a través de los presupuestos autonómicos, explicó Rodríguez.

El planteamiento del Gobierno a los cabildos era retener de ese fondo para el presupuesto autonómico 100 millones de euros de los 160 millones previstos en 2019 y otros 80 millones de los 160 millones de 2020.

En el curso de la comparecencia parlamentaria, Román Rodríguez indicó que tras las conversaciones mantenidas con cada uno de los cabildos por separado se ha decidido finalmente mantener la retención de fondos prevista para 2020 (80 millones de euros) y reducir a 48 millones la de 2018, con lo que los cabildos recibirán este año 112 millones, en vez de 60.

Román Rodríguez, que compareció a instancias del diputado del PP Fernando Enseñat para informar sobre la ejecución del Fdcan en 2018, no dio información sobre este particular debido a que el plazo de las corporaciones para justificar el ejercicio pasado concluyó el 30 de noviembre, y solamente el de Tenerife ha cumplido con esa previsión, mientras que el resto ha pedido prórrogas que en algunos casos alcanzan hasta finales de 2020.

Por tanto, en el mejor de los casos, hasta el primer trimestre de 2021 no se podrá saber cuál es el grado en el que las corporaciones han ejecutado el Fdcan correspondiente a 2018, afirmó el consejero.

Enseñat recordó al consejero un informe del propio Gobierno fechado en julio en el que se hablaba provisionalmente de que la ejecución de 2018 se limitaba al 55% de media, y de solo el 30% en el caso del Cabildo de Gran Canaria, pero Román Rodríguez no hizo mención al mismo.

El representante del PP responsabilizó al Gobierno de imponer a los cabildos, sin diálogo ni acuerdos, el recorte del Fdcan para 2019 y 2020 y de perseguir en realidad "cargarse" este fondo, para poder cuadrar así las propias cuentas de la Comunidad Autónoma, incumpliendo los compromisos firmados con las corporaciones.

"Usted no quiere mejorar la ejecución del Fdcan y ayudar a los cabildos, sino que busca dinero para cuadrar el presupuesto", acusó Enseñat a Rodríguez, y le pidió que rectifique porque esos recortes se realizan en un momento económico delicado por el aumento del desempleo y la desaceleración del crecimiento.

Román Rodríguez insistió en que no hay ningún recorte al Fdcan, sino un aplazamiento en las transferencias a las corporaciones para así financiar servicios y políticas públicas por parte de la Comunidad Autónoma, algo que ha sido aceptado por los cabildos.

Admitió que el Gobierno quiere reorientar el Fdcan en el futuro para que se destine a escuelas infantiles, vivienda pública y medio ambiente, pero esos cambios se realizarán con diálogo y acuerdo con los cabildos.

Señaló que de momento lo que se constata es que seis de los siete cabildos han pedido aplazamientos de hasta un año para justificar las inversiones de 2018 y el Gobierno de Canarias, si es posible legalmente, es partidario de aceptar esas demoras.

"Nuestra voluntad es ampliar el plazo" para justificar la ejecución de 2018 y dar facilidades a los cabildos, porque de lo contrario las corporaciones tendrían que devolver el dinero no ejecutado, indicó el vicepresidente y consejero de Hacienda.

Román Rodríguez afirmó que de momento no hay datos suficientes para evaluar la adecuación de la ejecución del Fdcan en sus tres años de vigencia a los propósitos originales de diversificación económica y cambio en el modelo productivo.

Cuando se haga esa evaluación se podrá plantear una reorientación de las inversiones hacia escuelas infantiles, vivienda y medio ambiente que en todo caso será pactada con los cabildos, dijo. EFE

acp/spf

(foto)