EFELas Palmas de Gran Canaria

El Partido Popular (PP) augura al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria "una cadena interminable de reclamaciones económicas" de los taxistas después que los tribunales hayan anulado la orden de trabajar solo en días alternos que impuso al sector la corporación a raíz de la covid-19, según ha anunciado este lunes.

El pronunciamiento que "levanta las restricciones a la oferta del servicio del taxi en el municipio", un auto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4, "establece que sí se produce perjuicio económico y que ni siquiera hace falta que los taxistas lo demuestren" para pedir compensaciones, en contra de lo planteado por el Ayuntamiento, por lo que es de esperar que se exijan indemnizaciones, sostiene en un comunicado la portavoz del PP en el consistorio, Pepa Luzardo.

Quien califica el auto de "demoledor", porque rebate los argumentos del grupo de gobierno, que conforman PSOE, Podemos y NC, con afirmaciones como que "no se justifica en ningún sitio de las resoluciones adoptadas por el Ayuntamiento que restringir la oferta de servicio de taxis es una medida de protección de la salud pública", expone.

Y destaca que en el texto se plantea "cómo es posible que se restrinja la oferta de servicio del sector del taxi y sin embargo la oferta de Guaguas Municipales, donde hay mayor riesgo por tratarse de un medio colectivo, opere al 100 %".

Pepa Luzardo añade que "lo peor es que uno de los argumentos utilizado por el propio Ayuntamiento es que la medida de limitar la flota de taxis al 50 % no generaría perjuicio económico (...) y que, si así fuera, el Ayuntamiento podría indemnizarles", con lo que, al dictaminar el juzgado que sí que produce merma de ingresos, tendrá consecuencias para las arcas municipales, "abriendo la puerta a una cadena interminable de reclamaciones económicas".

La conclusión de la portavoz popular es que, "una vez más, vemos cómo la gestión que se hace del sector del taxi es pésima" con esta sentencia, que -recalca- "es como para que el concejal de Movilidad, su asesor y el propio alcalde hagan las maletas y se marchen".