EFELas Palmas De Gran Canaria

La portavoz del PP en el Parlamento canario, Australia Navarro, ve "lamentable y poco serio que el Gobierno regional pretenda convertir la implantación del bono turístico en una tómbola” y ha rechazado el sistema de sorteo anunciado por Turismo para acceder a las ayudas al consumo vacacional interno en las Islas.

“Más que una medida de apoyo al sector turístico y una ayuda a las familias esto parece una broma de mal gusto. Es increíble que los bonos vacacionales solo lleguen a 50.000 canarios y que, además, tengan que esperar a mediados de julio para saber si han tenido la suerte de ser premiados con 200 euros, como si fuera una lotería”, ha manifestado Navarro en un comunicado.

La líder de los populares canarios afirma que su partido "ya planteó hace dos meses un bono turístico que llegaba hasta los 500 euros, en diferentes cuantías según la situación familiar y mediante la desgravación fiscal en la declaración de la renta", algo que, a su juicio, "es mucho más justo y equitativo, aunque el Gobierno lo rechazó por considerarla una medida populista y oportunista”.

“Podemos comprender que haya otras fórmulas más imaginativas o prácticas, pero lo que no entendemos es que el Gobierno del señor Torres se descuelgue ahora con esta nueva improvisación, intentando implantar a última hora una medida que de poco servirá para reactivar el sector en las Islas, pues ni las familias ni las empresas turísticas pueden esperar hasta la segunda quincena de julio a ver si el Ejecutivo les premia o no”, asevera.

Australia Navarro considera “irónico y poco afortunado” el nombre elegido por el Gobierno canario para denominar esta campaña, que se desarrolla en la web "somosafortunados.com" y cree que "lo que somos es muy desdichados por contar con un gobierno que se toma a broma la grave crisis económica y social que sufre esta tierra y que parece disfrutar jugando con las expectativas de su gente”.

Para el PP, “el bono turístico debe implantarse con rigor, mediante un sistema ágil y accesible para todo el mundo, porque el turismo, la economía y el empleo no son un juego”. EFE