EFESanta Cruz de Tenerife

La dirección regional e insular del PSOE ha pedido la creación de una gestora en Arona y ha anunciado que, ante las "reiteradas negativas" del alcalde y secretario general de ese partido en el municipio, José Julián Mena, ha puesto en marcha los procedimientos precisos para aplicar "medidas orgánicas cautelares".

El PSOE a nivel federal, regional e insular requirió al actual alcalde que renunciara a su acta de concejal para resolver las discrepancias que tiene dividido al grupo municipal Socialista, que gobierna con mayoría absoluta en este ayuntamiento del sur de Tenerife.

José Julián Mena ha manifestado que no tenía previsto renunciar mientras que el exconcejal de Urbanismo Luis García, enfrentado con el alcalde, puso a disposición del partido su acta.

En el comunicado difundido este sábado, el PSOE indica que ante las reiteradas negativas Mena de acatar las instrucciones que le han sido transmitidas por los órganos de dirección de este partido a nivel federal, regional e insular, se ha puesto en marcha "los procedimientos normativos correspondientes para aplicar las medidas orgánicas cautelares que garanticen el cumplimiento de los estatutos y reglamentos del PSOE".

Además indica que se procederá a incoar expediente solicitando la creación de una gestora en la Agrupación Local de Arona para su traslado a la dirección Federal.

En la nota, el PSOE expresa "su absoluto repudio" a las manifestaciones efectuadas por el presidente de la Agrupación Socialista de Arona, Agustín Marichal, en las que, según este partido, cuestiona la honorabilidad y la buena reputación del presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Cabrera.

Para el PSOE, se trata de un comportamiento "a todas luces inadmisible, irresponsable y desleal con el compromiso colectivo e individual de quienes integramos y defendemos los valores de esta organización política".

Blas Cabrera ha anunciado este sábado que emprenderá actuaciones judiciales contra Marichal. EFE