EFELas Palmas De Gran Canaria

La delegada del Gobierno en Canarias, Elena Máñez, ha instado hoy a "mimar y defender todos los días" la democracia como un sistema que ha hecho posible tener un país "moderno, de derechos y libertades", tras salir de la dictadura.

Todo ello producto del consenso alcanzado en torno a la Constitución Española, norma que ha sido "fundamental" para propiciar "40 años de derechos y libertades" que se celebran en este día con motivo de su aniversario.

Conmemoración que, en el transcurso de una ceremonia oficial organizada por esa fecha en la sede de la Delegación del Gobierno de España en el archipiélago, en Las Palmas de Gran Canaria, Máñez ha querido aprovechar para hacer balance de las mejoras derivadas de la existencia de esa norma pero, a la vez, para referirse a cuál ha de ser su papel en el futuro.

Por ello, en un discurso que ha ofrecido, ha rememorado primero la historia de la Constitución y ha enumerado los nombres de los parlamentarios del archipiélago que tomaron parte en el proceso de negociación que condujo a su aprobación en 1978, aludiendo a ellos como "nuestros constituyentes" y argumentando que "es de justicia recordarlos a todos".

Elena Máñez ha alabado especialmente el espíritu de consenso que consiguieron ellos y los demás políticos que protagonizaron la transición española de la dictadura a la democracia, puesto que el cambio que se llevó a cabo entonces "fue posible gracias al diálogo, al acuerdo, al pacto".

Y ha recalcado que ese espíritu de consenso nació, en buena medida, de la "generosidad" de unos y otros a la hora de negociar puntos de encuentro para superar sus diferencias.

Sobre todo porque -ha sostenido- "vamos a seguir necesitando" ese espíritu de apuesta por el diálogo para afrontar "los retos presentes y de futuro" que se plantean a España.

Frente a esos retos, la delegada del Gobierno ha animado a aprovechar las posibilidades que actualmente sigue propiciando el marco legal fijado por la Constitución, que ha afirmado que, en ese sentido, pervive como "una oportunidad de futuro, de seguir avanzando".

Si bien ha aclarado que esa circunstancia no ha de ser un impedimento para reformarla en la medida en que se crea conveniente para incrementar su vigencia, porque se trata de "un texto vivo, donde caben nuevos conceptos", ha argumentado.

En esa línea, y contestando a preguntas de periodistas formuladas al término de la ceremonia, Elena Máñez, socialista, se ha mostrado partidaria de introducir cambios en la Constitución, bien mediante reformas parciales y concretas o bien con una más amplia, pero solo de lograrse un grado de acuerdo adecuado al respecto entre las diferentes fuerzas representadas en el Congreso de los Diputados.

Porque la reforma constitucional, un asunto recurrente en el debate político desde tiempo atrás que cada vez está más presente, es una opción que debe abordarse "siempre desde el consenso y nunca desde el enfrentamiento", ha sentenciado.

Hasta el punto de apostillar que, en caso de que se planteara como un elemento de crispación o desencuentro entre partidos y entre ciudadanos, considera preferible mantener como está la Constitución de 1978, que "sigue estando plenamente vigente, no está obsoleta", ha concluido.

Las palabras de Elena Máñez han estado precedidas en el acto institucional de hoy, que se ha abierto con la interpretación del Himno de España y se ha cerrado con la del de Canarias, por la intervención de 15 alumnos del Instituto de Secundaria local Pablo Montesinos, chicas en su mayoría, que han reflexionado sobre la Constitución en una iniciativa destinada a acercarla a los jóvenes.