Santa Cruz de Tenerife, 18 jul (EFE) -. El consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Sebastián Franquis, ha asegurado este jueves que el nuevo Ejecutivo regional iniciará y mantendrá un diálogo “serio” con ayuntamientos, cabildos y con el Gobierno de España para resolver “asuntos pendientes” de resolver en el área.

Franquis, del PSOE, ha incidido tras la toma de posesión de los diez consejeros del Gobierno de Canarias en que es consciente de problema “serio” que sufre la isla de Tenerife, “especialmente en inversiones de carreteras”, y que tratará de resolverlo con “diálogo y negociación”.

“Aprovechamos la visita del ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, a la toma de posesión del presidente de Canarias (Ángel Víctor Torres) y ya le hemos avanzado algunos asuntos. Estamos esperando a que exista gobierno oficial en España para que podamos resolver aquellos asuntos pendientes mediante el dialogo y las negociaciones”, ha insistido el consejero ante los medios de comunicación.

Franquis ha remarcado además que la consejería tiene recursos y que hablará con todas las administraciones para planificar “bien” el Plan de Carreteras: "hay que ver la capacidad que tenemos de producir proyectos", ha apostillado.

“Tanto en carreteras como en transporte, el objetivo de movilidad, de acercamiento entre canarios y hacia la península, es fundamental”, ha subrayado.

Además, Sebastián Franquis ha mostrado su compromiso con el Plan de Vivienda, que pretende iniciar "de forma inmediata” gracias, entre otros aspectos, a que su cartera ya tiene convenios con el Gobierno de España.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda asume las competencias en materia de obras públicas y transportes que tenía atribuidas la Consejería de Obras Públicas y Transportes, así como las competencias en materia de vivienda que tenía asignadas la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda.

Así quedó establecido ayer tras la primera firma del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, de su primer decreto, con el que determinó la estructura del nuevo Gobierno: diez departamentos, más Presidencia y Vicepresidencia, liderados por seis mujeres y cuatro hombres. EFE