El candidato del PSOE por Santa Cruz de Tenerife al Congreso de los Diputados, Héctor Gómez, se ha comprometido este lunes a aplicar en Canarias en toda su extensión la ley de Memoria Histórica "frente a las ofensas de la derecha" al afirmar que se destinan 15 millones "para desenterrar huesos".

De esta manera se ha pronunciado Héctor Gómez tras reunirse con representantes de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife durante una visita a Las Raíces, en El Rosario, lugar donde se erigía el monolito dedicado a Franco.

Gómez estuvo acompañado por la candidata del PSOE al Congreso de los Diputados por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Tamara Raya, y por el candidato al Senado por la Isla de Tenerife, José Antonio Valbuena, así como por el candidato a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y distintos representantes socialistas.

Gómez señaló que este lugar refleja la voluntad del PSOE en Tenerife y en Canarias de cumplir con la Ley de Memoria Histórica aprobada en 2007 por el Partido Socialista, que también ha quedado reflejada en estos 10 meses de gobierno.

El candidato socialista añadió que "también en Canarias el compromiso del Partido Socialista es llevar a cabo en toda su extensión el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica", y destacó la labor de los compañeros del Grupo Socialista en el Cabildo de Tenerife a la hora de derribar en 2015 el monolito del franquismo en este lugar, "una labor que realizaron bajo muchas críticas pero con valentía y honestidad, y sobre todo cumpliendo la Ley".

El candidato anunció que dentro del programa socialista se encuentra el compromiso de impulsar la Ley de Memoria Histórica para convertirla en una política de Estado, y que su aplicación se lleve a cabo de manera efectiva, "sin depender de la voluntad del gobierno de turno".

También destacó los 15 millones de euros incluidos en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para la memoria histórica.

Para los socialistas, "frente a las ofensas de la derecha en el Senado, criticando que se fueran a invertir 15 millones de euros para desenterrar huesos y que hemos aprobado en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, o a la deshonra de escuchar en el Parlamento de Andalucía a la extrema derecha llamarnos buscadores de huesos, el PSOE considera que se debe dar un nuevo impulso a la Ley de Memoria Histórica y a las políticas de reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura".

"Aspiramos a que la memoria histórica se convierta en una política de Estado y que su aplicación se lleve a cabo de manera efectiva, no dependiendo de la voluntad del gobierno de turno, como memoria democrática de futuro", recalcó Gómez. EFE

asd