EFESanta Cruz de Tenerife

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Përez, ha quitado importancia a que Nueva Canarias se abstuviera en el Congreso en la votación sobre la prórroga de la alarma sanitaria y ha revelado que entre los propios consejeros del ejecutivo hacen "bromas" con diferencias de este tipo.

Sin embargo, en la reunión de este jueves no se ha comentado la votación del miércoles sobre el estado de alarma y por tanto tampoco se han hecho bromas sobre esta cuestión concreta, aclaró.

El Gobierno de Canarias, a cuyo frente está el socialista Ángel Víctor Torres, es una coalición entre PSOE, Nueva Canarias, Sí Podemos y Agrupación Socialista Gomera, y Román Rodríguez, de NC, es el vicepresidente y consejero de Hacienda.

Al ser preguntado por las diferencias entre NC y sus socios respecto al estado de alarma, Pérez, tras advertir de que hablaba con criterio personal y no en nombre del Gobierno, se mostró comprensivo con que "deseen hacer visible una posición singular", distinta también de la del otro partido nacionalista, Coalición Canaria, que votó a favor.

"Puedo comprender" que el diputado Pedro Quevedo "quiera mantener una posición significada" en el Congreso, y "hasta nos viene bien que se mantenga una cierta exigencia de que en Canarias hay singularidades", dijo Pérez.

Pero aseguró que esas posiciones diferentes que se dan en algunas ocasiones "no tienen ninguna consecuencia" en el funcionamiento del Gobierno de Canarias, en cuyas reuniones incluso hacen "bromas y comentarios distendidos" sobre estas diferencias. EFE