EFELas Palmas de Gran Canaria

La Brigada Canarias XVI trasladará este año un contingente de 1.000 soldados a Zaragoza para realizar ejercicios de entrenamiento, según ha anunciado este jueves el teniente general Carlos Palacios, jefe del Mando de Canarias.

En un encuentro con los medios de comunicación en la base de La Isleta, el general Palacios ha destacado que "el reto más importante de 2020 es la proyección de una agrupación táctica de 1.000 militares desde Canarias a la península”, con el objetivo de "realizar un ejercicio conjunto con otras unidades del Ejército de Tierra".

Se trata, ha explicado, del ejercicio "Toro", de proyección de personal y material en el campo de San Gregorio, Zaragoza, donde realizarán, entre otros, entrenamientos de tiro de artillería, en un periodo de cuatro semanas entre octubre y noviembre.

En lo relativo al balance anual, el teniente general ha destacado las operaciones realizadas en 2019 con 600 militares en total en misiones internacionales en Irak y también en Mali, que ha definido como un territorio “tremendamente inestable” con un “movimiento de terrorismo islamista por toda la nación” donde en cualquier momento “se puede ser víctima de un atentado”.

Para el Mando de Canarias, 2019 ha sido “muy bueno” porque el reto mayor era "desplegar operaciones exitosas”, en Irak con contingentes de helicópteros y terrestres, y en Mali con terrestres “cumpliendo la misión y volviendo sin bajas”.

La finalidad tanto en Irak como en Mali de estos 600 militares desplegados fue la de “instruir a los ejércitos locales para que sean capaces por sí mismos de luchar contra el terrorismo islamista”.

La próxima operación de la Brigada Canaria se realizará “previsiblemente en 2021 o 2022” y “puede ser en el Líbano o en otro territorio, según cómo se desarrolle el panorama internacional y las misiones de España en ese momento”, ha adelantado.

Además de las operaciones en Irak y Mali, el teniente general ha recordado que en Turquía “hay un regimiento de artillería de 12 hombres”, que apoyando al Ejército turco "con defensa antiaérea y antimisiles”, ha detallado.

Entre los retos de cara a los próximos años, Palacios ha hecho hincapié durante su presentación en el trabajo en un proyecto de ventaja operativa, para marcar un objetivo, converger y conseguir unas fuerzas terrestres más operativas, con la implantación de tecnologías emergentes y disruptivas, que “sean capaces de enfrentarse a las amenazas futuras”.

Entre estos desafíos ha indicado la “capacidad de operar en campo de batalla no lineal, en conflicto de alta intensidad, operar en áreas urbanizadas, entre otros”.

Y es que, como ha recordado, Canarias se encuentra a menos de 100 kilómetros de “zonas de inestabilidad” y zonas de conflicto, como es la franja del Sahel, con grupos terroristas que “pueden proyectarse a cualquier lado”, u otros como “los problemas de inmigración”.

Por otra parte, Carlos Palacios ha recordado que “el calendario del Ejército de Tierra de este año destaca la labor del Patronato de Huérfanos del Ejército”, porque en España hay alrededor de 1.400 huérfanos y alrededor de 100 están en Canarias. “Hay bajas dentro y fuera del territorio y el Ejército de Tierra les apoya y acompaña”.

Durante la visita, la Brigada Canarias XVI ha mostrado a los medios de comunicación actividades de combate en subterráneos, de tiro, la flota neumática, el combate cuerpo a cuerpo, la pista de pentatlón, la operatividad de la brigada de perros antidroga y explosivos, las prácticas de tiradores de precisión, de ametralladoras, simulaciones de operaciones de tipo táctico, de combate en zonas urbanizadas y dispositivos no tripulados como drones y aeroplanos con visión térmica y cámara en tiempo real, entre otros trabajos. EFE