EFESanta Cruz de Tenerife

La consejera de Derechos Sociales, Igualdad y Juventud del Gobierno de Canarias, Noemí Santana (Podemos), ha subrayado este jueves que las islas no pueden seguir transmitiendo la imagen actual sobre el trato dispensado a los inmigrantes y que hay que “depurar responsabilidades” al respecto.

“No se puede permitir que Canarias transmita la imagen que está transmitiendo porque alguien no esté haciendo bien su trabajo. Ya hemos denunciado muchas veces la situación y creemos que hay que depurar responsabilidades”, ha insistido Santana.

La consejera ha recalcado que el Gobierno canario no quiere que las islas se conviertan en un dique de contención para unos inmigrantes que tan solo buscan “una oportunidad en la vida”, y que no se pueden seguir vulnerando los derechos fundamentales de estas personas.

Para exsecretaria general de Podemos en Canarias, esta situación puede servir para, en última instancia, convertir al archipiélago en un referente del trato “digno y decente”.

Pero ha recordado, eso sí, que las islas no pueden afrontar solas esta crisis, y por ello ya han pedido desde el Ejecutivo regional la colaboración y la coordinación del Gobierno de España y de la Unión Europea.

En cuanto a la actuación policial durante los disturbios registrados en el campamento de acogida de Las Raíces (Tenerife), la secretaria general de Podemos Canarias ha subrayado que desde la administración se deja actuar a la justicia.

Pero también ha añadido que la justicia debe de velar por que la conducta de los agentes y fuerzas de seguridad del Estado sea adecuada, y si no lo es, considera necesario “tomar medidas” al respecto.

“Pedimos que se actúe ante estas actuaciones que, a lo mejor, están al margen de lo que sería correcto o de lo que uno espera de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”, ha dicho Santana.

La Policía Nacional intervino en la mañana del martes en el campamento de Las Raíces debido a un enfrentamiento entre internos del centro, que se saldaron con una decena de heridos, tres de ellos de gravedad, y ocho arrestados.

Y sobre los posibles menores de edad alojados en el campamento, según denuncia la plataforma de apoyo a los migrantes, la consejera ha señalado que es la Fiscalía de Menores la encargada de determinar la edad de estas personas y que al Gobierno corresponde su tutela.

“Actuamos en colaboración con la Fiscalía, y si nos informan de que efectivamente hay menores de edad en esos centros, nosotros los recogemos y nos hacemos cargo de ellos. Pero hasta que no se nos dé esa información, no podemos actuar”, ha concluido. EFE