EFESanta Cruz de Tenerife

La Diputación del Común, la institución del Parlamento de Canarias para la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos en las islas, cumple este miércoles 35 años con más de 50.000 expedientes tramitados por sus cinco representantes, ha afirmado el actual titular, Rafael Yanes.

En el acto de celebración del aniversario de la institución, Rafael Yanes ha recordado que el 12 de febrero de 1985 el entonces presidente del Gobierno canario Jerónimo Saavedra firmó la primera ley del Diputado del Común, entidad que ha destacado que ha crecido en "eficacia y credibilidad".

El actual Diputado del Común ha asegurado que la institución que representa comenzó con una queja ciudadana que Luis Cobiella atendió en su domicilio, ya que en aquella época no tenía despacho.

Hoy, sin embargo, es una institución presente en las ocho islas que defiende a los más débiles y que está "plenamente integrada en la sociedad", ha destacado Yanes, quien ha nombrado a sus antecesores, a quienes se les ha hecho entrega de un reconocimiento: Luis Cobiella, Arcadio Díaz, Fernando Jiménez, Manuel Alcaide y Jerónimo Saavedra.

Saavedra, que fue quien puso en marcha esta institución, ha afirmado que la Diputación del Común es "absolutamente indispensable para el buen funcionamiento de la democracia en Canarias".

En la misma línea, el presidente de la comunidad autónoma, Ángel Víctor Torres, ha resaltado que esta institución es un "bien de Canarias absolutamente necesario" que nace del consenso y que ha ido aumentado su presencia en la sociedad.

Torres ha valorado que la Diputación del Común hace esfuerzos para acercar la política a la gente; por ello, ha abogado por continuar con instituciones que, como ésta, dan respuesta a los ciudadanos, lo que hace que sea "verdaderamente imprescindible".

El presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, ha pronunciado una conferencia sobre la figura de los defensores del pueblo, figura con la que se sienten "íntimamente amparados los ciudadanos" debido a su independencia y a su capacidad para tratar de dar solución a sus problemas.

José Ramón Navarro ha precisado que los defensores del pueblo, que son elegidos por los parlamentos con mayoría cualificada a través del "consenso y diálogo" y "no por cuotas", son nombrados por un plazo máximo de nueve años, como sucede en Cataluña, donde no puede ser reelegido.

Todas estas reglas persiguen la independencia del defensor del pueblo, ha indicado el presidente de la Audiencia Nacional, quien ha celebrado que en líneas generales se ha conseguido este propósito.

Según ha explicado, esta figura, presente en más de 140 países y regiones, no puede estar sometida a un mandato imperativo, ni estar afiliado, ni tampoco estar en activo en la administración, todo ello para tratar de blindar su independencia.

"Es una figura política y socialmente imprescindible para una democracia moderna", ha manifestado Navarro, al tiempo que ha opinado que los diputados del común de Canarias han sido independientes y el Parlamento de Canarias ha hecho las elecciones "más adecuadas" en cada momento.

El presidente del Parlamento canario, Gustavo Matos, ha recordado que en esta legislatura Canarias cumplirá 40 años de autonomía y, de ellos, se han compartido 35 con la Diputación del Común, que tiene una posición "de honor" dentro de la Cámara.

Matos ha admitido que es consciente de que existe desafección de la ciudadanía hacia las instituciones, por ello, ha señalado que es preciso hacer "todo lo que se pueda" para recuperar el cariño y la afección perdida.

En este escenario, ha apuntado que la Diputación del Común es una institución "valorada" que representa un salvavidas a la maraña administrativa. EFE