EFESanta Cruz de Tenerife

La Mesa del Parlamento de Canarias, que se elegirá el 25 de junio en el pleno de constitución de la décima legislatura, tendrá que ser equilibrada entre hombres y mujeres, un mandato legal novedoso que aparece en el reglamento de la cámara, aprobado al final del anterior mandato.

Como la elección de los miembros de la Mesa del Parlamento se realiza en votación con papeleta y en urna, en el caso de que el resultado no sea equilibrado se repetirán las votaciones todas las veces que sea necesario, de acuerdo con la nueva normativa.

La Mesa del Parlamento de Canarias está compuesta por un presidente, dos vicepresidentes y dos secretarios y su función es organizar el trabajo parlamentario y el régimen y gobierno interior de la cámara legislativa, entre otras.

La composición de la Mesa debe garantizar "la debida representación de las formaciones políticas con presencia mayoritaria", así como "el principio de presencia equilibrada entre mujeres y hombres".

"Para garantizar el cumplimiento de este principio, una vez verificada la elección de las vicepresidencias y las secretarías y constatado su incumplimiento, se repetirán estas últimas votaciones tantas veces como fuera necesario", puntualiza el nuevo reglamento.

Para ser miembro de la Mesa del Parlamento no basta con ser diputado o diputada, sino que se debe pertenecer a un partido con suficientes diputados para constituir grupo parlamentario.

Eso supone que en la nueva Mesa del Parlamento no podrán estar representantes de la Agrupación Socialista Gomera (tres diputados) ni de Ciudadanos (dos diputados), quienes se integrarán en el grupo Mixto.

El mínimo reglamentario para poder formar grupo parlamentario propio está establecido en cuatro diputados, por el momento.

Entre los demás partidos con representación parlamentaria (PSOE con 25 diputados; CC-PNC con 20; PP con 11; NC con 5 y Podemos con 4) ninguno podrá contar con más de dos representantes en la Mesa del Parlamento.

La única posibilidad de que un partido pueda contar con un máximo de tres representantes es si obtiene mayoría absoluta, lo cual no es el caso.

El sistema de votación es el tradicional, con una papeleta que cada diputado deposita en una urna.

Primero se elige a la persona que ocupará la presidencia y será designada la que obtenga mayoría absoluta en primera votación o mayoría simple si es necesaria una segunda votación.

Después se votan las dos vicepresidencias simultáneamente y resultan elegidas como vicepresidenta primera y vicepresidenta segunda las dos personas con más votos, sucesivamente.

Para la elección de los secretarios se utiliza el mismo sistema que para las vicepresidentas y con eso se cierra el proceso.

Son estas dos últimas votaciones, las de vicepresidentes y secretarias, las que habrán de repetirse en el caso de que el resultado no dé un equilibrio entre sexos. EFE

acp/asd