EFEAndrés Campos Palacios Santa Cruz de Tenerife

A finales de 2016, el Parlamento de Canarias abrió su proceso legislativo a la participación directa de los ciudadanos, con el propósito de "enriquecer los debates con sus aportaciones y sugerencias".

Seis años y treinta leyes después, solamente cuatro iniciativas legislativas despertaron el suficiente interés como para recibir alguno de los 54 comentarios formulados en total entre todas ellas.

La idea original era generar "un intercambio constructivo y enriquecedor, en el que podrán participar los propios diputados", aunque por ahora ningún parlamentario ha hecho acto de presencia en los foros habilitados ni ha entrado en conversación con los ciudadanos.

De hecho, el único diputado que consta que haya plasmado algún comentario en este foro de participación e intercambio es el portavoz de Sí Podemos Canarias, Manuel Marrero, pero lo hizo cuando aún no estaba en el Parlamento.

Precisamente fue este ciudadano quien rompió el hielo y participó antes que nadie: el suyo es el primer comentario que se registró, el 30 de noviembre de 2016, casi un año antes de llegar al Parlamento.

Su comentario era sobre el proyecto de ley del Suelo de Canarias, la primera iniciativa legislativa propuesta para participación y una de las únicas cuatro que han despertado el interés de los ciudadanos, de las treinta que han sido ofrecidas hasta ahora.

El proyecto de ley del Suelo fue aprobado como ley en 2017 tras recibir once comentarios ciudadanos. Ese año se ofreció otra iniciativa, la proposición de ley de la Audiencia de Cuentas de Canarias, pero ya no recibió aportaciones, como ha ocurrido con otras veintiséis de las sometidas a la consideración pública.

Si en 2017 solo dos iniciativas fueron ofrecidas a participación, 2018 fue una explosión legislativa, con diferencia el año más abundante en propuestas desde que se pide la opinión ciudadana, quince en total.

Y de esas quince, trece no suscitaron interés, una de ellas recogió un solo comentario, la Ley del Deporte de Canarias, y otra concentró las otras dieciséis participaciones de ese año, la Ley de Servicios Sociales.

Leyes relativas a la igualdad entre mujeres y hombres, la calidad agroalimentaria, las bibliotecas, la radiotelevisión pública o la memoria histórica fueron tramitadas y aprobadas sin que merecieran comentarios de la ciudadanía.

En 2019, las propuestas legislativas sometidas a la consideración pública bajaron a seis, y fue el primer año en el que ningún ciudadano mostró interés por trasladar su parecer a sus representantes.

Las leyes sobre el patrimonio cultural, la atención temprana o la pesca no fueron comentadas en el foro parlamentario.

En 2020, solo hubo una propuesta legislativa, la proposición de ley de igualdad social y no discriminación por razón de identidad de género, expresión de género y características sexuales, y, siguiendo la tónica del año anterior, fue recibida sin comentarios por los ciudadanos.

El año siguiente tampoco fue muy prolífico, solamente se requirió la opinión ciudadana en una iniciativa legislativa, la proposición de ley de bienestar y protección animal, que ha resultado ser la que por ahora más interés ha despertado.

Esta iniciativa mereció 26 comentarios, casi la mitad de los 54 que han sido aportados en seis años.

Pero tanto entusiasmo de los ciudadanos no fue correspondido por sus representantes. Ningún diputado ni diputada entró en "un intercambio constructivo y enriquecedor" con las personas que se asomaron por el foro parlamentario, al que nadie más ha regresado desde entonces.

En 2022, las propuestas de participación del Parlamento de Canarias han subido a cinco, cuatro ya cerradas y una que sigue activa. Ninguna de ellas ha recibido comentarios.

Las iniciativas ignoradas por los ciudadanos este año y cuyo periodo de participación ya está cerrado abordan el sistema electoral canario, el cambio climático, la transición energética, las sociedades cooperativas y la economía social.

Aún los ciudadanos que quieran participar y los diputados que quieran interactuar con ellos tienen activa y abierta una oportunidad para expresarse: pueden aportar al proyecto de ley de renta de la ciudadanía de Canarias, en parcan.es/participacion/ .

Si lo hicieran, serían las primeras aportaciones que recibe el Parlamento de Canarias directamente de los ciudadanos desde el 23 de octubre de 2021 y la primera vez que los diputados conversan con ellos en este foro participativo desde su creación en 2016.

En teoría, el periodo en el que se admiten aportaciones coincide con el de presentación de enmiendas al articulado de cada iniciativa legislativa y en el caso del proyecto de ley de renta de la ciudadanía el plazo ha sido ampliado hasta el próximo 21 de junio.

Al final de los debates, el Parlamento anuncia que elabora un documento con todas las propuestas ciudadanas, el cual se publica en la web y se traslada a los grupos parlamentarios para su estudio. EFE

acp/spf