EFESanta Cruz de Tenerife

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha presentado este lunes una línea de subvenciones directas a microempresas y autónomos para paliar los efectos de la pandemia, en la que no es imprescindible estar al día de las obligaciones tributarias y de la Seguridad Social.

Esta línea de ayudas se abrió el pasado 9 de septiembre con un presupuesto de 9.050.000 y Pedro Martín ha destacado que son compatibles tanto con otras subvenciones del Cabildo de Tenerife como con las de la Comunidad Autónoma y el Estado.

En cuanto al hecho de que no se exija estar al corriente con Hacienda y la Seguridad Social, Pedro Martín ha indicado que hay que intentar ayudar "a salir del agujero y no enterrar más" a quien lo necesita, y ha comentado que al destinar la subvención al pago de las deudas con la administración permitirá acceder a otras ayudas.

Se han presentado 1.600 solicitudes a esta convocatoria, que estará abierta hasta el 8 de octubre y Pedro Martín ha insistido en que se intenta reducir al máximo los plazos para concederlas, por lo que "en lugar de pedir un montón de documentación" se pide cumplir unos requisitos mínimos para conceder la subvención y luego se estudia si el expediente está completo.

"Preferimos reclamar porque a alguien le falta documentación o no tiene derecho a la ayuda a tener a un montón de gente esperando", ha subrayado el presidente del Cabildo de Tenerife, quien ha destacado asimismo la importancia de cambiar el sistema de concesión de ayudas.

La línea presentada este viernes forma parte de la inversión al tejido empresarial de Tenerife para el periodo 2020-2021, con un presupuesto de 37.170.915 euros.

Esos 37 millones de distribuyen de forma que en el primer plan de empleo para los 31 municipios de la isla se destinaron 9.300.000, mientras que para las subvenciones directas a autónomos y pymes se dieron 5.920.915, y la convocatoria de ayudas al mantenimiento del empleo se dotó con 1.500.000 euros.

El segundo plan de empleo para los 31 municipios se ha dotado con 9.000.000 euros, mientras que las subvenciones directas a pymes y autónomos, que ha sido presentado este lunes, tiene 9.050.000 euros, y las ayudas al mantenimiento del empleo dispondrán de 2.400.000 euros.

La consejera insular de Desarrollo Socioeconómico, Empleo y Acción Exterior, Carmen Luz Baso, ha manifestado que se ha dado continuidad a las tres líneas de ayudas, aumentando el total de 16,7 a 20,5 millones de euros.

En cuanto a la línea presentada este viernes ha declarado que para agilizar su tramitación la gestión se hace por medio de la Fundación Insular para la Formación, el Empleo y el Desarrollo Empresarial (Fifede) y además se ha contratado a 12 personas

El objetivo principal de estas ayudas es hacer frente a los gastos de funcionamiento que no son aplazabas, como arrendamientos, primas de seguros y gastos de personal, entre otros, y están dirigidas a los sectores económicos más perjudicados, como son comercio, restauración, gimnasios, peluquerías y actividades culturales y espectáculos, así como sector primario.

Podrán acceder a estas ayudas personas autónomas y empresas con menos de 12 trabajadores, y su cifra de negocios no podrá superar los 2 millones de euros, ha señalado la consejera, quien también ha dicho que la ayuda mínima será de 1.500 euros y la máxima de 12.500 euros por empresa.

Carmen Luz Baso ha indicado que tenían claro de anteriores convocatorias que muchas empresas y autónomos no podrían beneficiarse de subvenciones porque no estaban al corriente de los pagos a Seguridad Social y Hacienda, por lo que se ha modificado la ordenanza.

También hay que cumplir requisitos como no cesar la actividad en los cuatro meses siguientes a recibir la ayuda, y la prioridad es que la subvención se destine a cumplir las obligaciones tributarias en cuatro meses.

Pedro Martín ha insistido en resaltar que las líneas más importantes para la corporación insular son la promoción del empleo y el área social, en las que, ha aseverado, se ha producido el mayor incremento de presupuesto tanto en 2020 como en 2021.

Ha asegurado que se debe dejar a un lago cualquier tipo de interés propagandístico y de intentar rentabilizar políticamente estas ayudas, y por ello se ha llegado a un acuerdo con la Federación Canaria de Municipios (Fecam)para distribuir las ayudas por medio de los ayuntamientos.

En cuanto a la línea social ha apuntado que por medio de ayuntamientos y organizaciones no gubernamentales el Cabildo de Tenerife ha distribuido durante el último año en torno a 10,8 millones de euros, y mañana está previsto aprobar ayudas directas por 6.630.000 euros para personas en situación de vulnerabilidad.

Desembolsos millonarios que en el pasado "no se hacían" por medio de los ayuntamiento, ha agregado. EFE