EFELas Palmas de Gran Canaria

El nuevo presidente del PP canario, Manuel Domínguez, ha asegurado este lunes que una de sus líneas principales será llevar el municipalismo hacia las estructuras insulares y autonómicas de las instituciones y ha asegurado que "no es el momento" de cerrarse a ningún pacto, salvo con Podemos.

En declaraciones a los medios previas a la celebración del primer Comité Ejecutivo del PP canario, Domínguez ha explicado que su partido contará con cinco vicesecretarías, una centrada en el área social que liderará el portavoz del PP en el Cabildo de Lanzarote, Ángel Vázquez, y que abarca desde Educación a Sanidad o la Inmigración; otra en la Comunicación, que asumirá la consejera de Turismo de Fuerteventura, Jessica León; o de Organización, que recae en la concejal de Telde Sonsoles Martín.

El consejero del PP en el Cabildo de Tenerie Manuel Fernández asumirá la vicesecretaría del Acción Sectorial; que convivirá con la vicesecretaría de Afiliación, que recae en Oihana Reyes, concejal del PP en Valverde.

Sobre la ejecutiva autonómica, Domínguez ha insistido en la idea del municipalismo como motor y ha dicho que "no es casualidad" que el secretario general, Poli Suárez, y la portavoz, Noelia Díaz, hayan sido, cómo él, alcaldes de sus municipios (Moya y Los Llanos de Aridane, respectivamente).

"Vamos a trabajar para que el PP se consolide en los 88 ayuntamientos canarios. Es un momento importante para el partido, que merece tener más músculo", ha aseverado Domínguez.

Sobre la posibilidad de llegar a acuerdos con el PSOE, como sucede en La Palma, el nuevo presidente popular ha señalado que "sería un insulto" para la ciudadanía hablar de pactos "antes de que ellos tomen la decisión".

"Hay que esperar para luego hablar. Hay muchos tipos de pactos. En un primer momento no nos vamos a cerrar en banda a hablar con quien sea, excepto con Podemos, con quienes no nos vamos a encontrar", ha apuntado Domínguez, quien cree que "lo más positivo" respecto a las preguntas sobre posibles pactos es que "ya se habla del PP como una de las variables importantes a considerar para un futuro Gobierno canario".

"Esto hacía mucho tiempo que no lo escuchábamos", ha asegurado, a la par que ha admitido que puede haber pactos con CC porque es una formación con la que "ya se han encontrado", si bien ha insistido que todo dependerá de los resultados obtenidos y los programas.

Sobre la línea directa entre el secretario general de Coalición Canaria, Fernando Clavijo, y el secretario general del PP nacional, Teodoro García Egea, y preguntado por si preferiría que las conversaciones con otros partidos en el archipiélago se canalizasen a través de la dirección regional del PP de Canarias, Domínguez ha señalado que García Egea ya dijo ayer que el PP de Canarias es "autónomo" en su toma de decisiones.

"Lo ha dicho él y no yo, y es algo que celebro muchísimo", ha manifestado Domínguez, quien ha asegurado tener "una magnífica relación" con Clavijo, "de igual manera que con otros representantes de otras formaciones".

Sobre el nacionalista, ha recordado que ambos fueron máximos dirigentes de sus organizaciones en Tenerife y que ya han llegado a "acuerdos difíciles" como la decisión de no respetar en 2015 los pactos en cascada entre CC y PSOE en algunos municipios de la isla como Santa Cruz de Tenerife o Granadilla de Abona.

Asimismo, ha avanzado que el grupo parlamentario permanecerá igual, con Australia Navarro como portavoz y él mismo como presidente de grupo, si bien ha aseverado que a partir de ahora él asumirá los "debates de peso".

Sobre la posibilidad de cesar como alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez ha dicho que mantendrá este viernes una reunión con el presidente nacional del PP Pablo Casado, en la que, entre otros asuntos, se abordará su futuro como regidor municipal.

Respecto a la inmigración, Domínguez ha señalado que la realidad que se vive en Canarias en este aspecto "no puede seguir desbordándonos" y ha acusado al Gobierno de Canarias y al de España de querer que la inmigración sea "una noticia opaca".

El PP, ha añadido, "seguirá insistiendo" en tener una política exterior fundamentada en el diálogo y la negociación con los países "emisores" de migrantes y ha asegurado que las personas que llegan aquí "no pueden estar acogidas como ahora porque estamos hablando de seres humanos".

"Nuestros mares se han convertido en un cementerio, con miles de muertes", ha lamentado Domínguez, quien ha apuntado que pese a que pueda ser un mensaje "falso", la crisis migratoria y la imagen de "inseguridad" que se genera es "sumamente negativa para la economía", ya que Canarias vive principalmente del turismo. EFE

cmg/jmr

(foto)