EFEMadrid

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado este miércoles que la "necesaria reforma fiscal" se tendrá que acompasar con el crecimiento económico y ha defendido que servirá para "blindar" los servicios públicos, y se tendrá en cuenta la singularidad de Canarias.

"Ojalá la situación económica nos permita en breve ir abordando todos los elementos que se planteaban en esa reforma fiscal", ha añadido Montero durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Asimismo, la ministra ha negado que su departamento haya vetado la bajada del IVA para los productos de higiene íntima femenina, como le ha acusado el diputado de ERC Joan Maragall, ya que es un tema que figura en su programa electoral.

Con respecto a la excepción de Canarias de la directiva europea que fija un tipo mínimo del impuesto de sociedades, Montero ha asegurado a la diputada de CC Ana Oramas que el Gobierno defenderá "que se tenga esa especial sensibilidad con el fuero de Canarias", a pesar de que hay un consenso internacional para la medida.

Montero también ha respondido a una pregunta de la diputada del PP Carolina España, que la ha acusado de pertenecer al "partido de los ERE" andaluces, a lo que la ministra ha contestado reclamando que el PP necesita pedir perdón y depurar responsabilidades por sus propios casos de corrupción.

También la diputada de Vox Inés Cañizares ha cargado contra Montero, en este caso por "llevar las cuentas públicas al precipicio", a lo que la ministra ha respondido acusando a la formación de practicar "la política del sálvese quien pueda". EFE